Van a huelga por maltratos

Van a huelga por maltratos

Por: Denisse Robles y César Fraijo

Maltratos, humillaciones y por el atentado a sus derechos como trabajadores, alrededor de dos mil 800 obreros de la maquiladora Leoni estallaron en huelga en una de las plantas de la compañía.
Remedios Andrade, secretaria general del sindicato de trabajadores la empresa, dijo que solicitan la destitución del actual gerente de la planta, Víctor Burciaga, por hostigamiento y tratos inhumanos.
“No te pares, no camines, no voltees, no tomes agua, no vayas al baño. Del baño sacaba a la gente; a las mujeres las esperaba afuera del baño, les quitaba la credencial y las corría injustamente”, comentó Remedios Andrade.
Algunos empleados entraron a laborar a la planta y es que quienes la cerraron aseguran que se les amenaza con quitarles los bonos y no pagarles este lunes, que es cuando protestaron.
“Me han tocado gerentes estrictos, pero este nos tira las cosas del suelo, nos ponen una hoja para ver a dónde vamos; si vamos a tomar agua o al baño y el tiempo que tardamos en estas actividades, se me hace inhumano”, dijo Linda, quien está cansada de este trato diariamente.
“Muchas tenemos necesidad, algunas somos mamás solteras; tengo 13 años aquí trabajando y hay quienes tienen toda una vida en esta empresa y que nos humillen de esa forma, no lo podemos permitir”, expresó Annette.

 

SIN SENTIDO, DEMANDAS

Luego del estallido de la huelga en la maquiladora Leoni por supuestos abusos del gerente general y de pésimas condiciones laborales, Gerardo Vázquez Falcón asegura que alguna de las demandas de los trabajadores no tienen sentido.
El presidente de la de la Asociación de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index) consideró abusos del sindicato exigir comidas gratis para los trabajadores y un pago retroactivo por dos millones de dólares.
Además, piden que se destituya al gerente de la empresa de capital, Víctor Burciaga, por supuestos maltratos a los trabajadores, la empresa accedió a hacer una investigación formal, sobre este caso, porque no tolera estas acciones.
Ofrecieron esa investigación, pero después pidieron que querían también la comida gratis para las cuatro mil personas que laboran en la empresa, de los cuales mil 200 son de confianza y dos mil 800 son sindicalizados.
Ampliaron su demanda por un retroactivo, porque Leoni, a principios de año, decidió recortar la jornada de trabajo, pero seguir pagando lo mismo y pidieron un retroactivo sin sentido que hoy le costaría a la empresa dos millones de dólares, lamentó el presidente de Index.
“No aceptamos, de ninguna manera, el maltrato o el asedio; sin embargo, en esa planta había excesos, la gente estaba acostada, se dormía, andaba con los celulares, no trabajaba, se la llevaban metidos en el sindicato en horas de trabajo”, criticó.

Dejar un Comentario