Va López Obrador por “nuevo milagro mexicano”

Va López Obrador por “nuevo milagro mexicano”

El candidato a la Presidencia por Juntos Haremos Historia realizó una gira de tres días por Sonora y delineó parte de su propuesta de Gobierno; le acompañamos en su gira por la zona fronteriza

Por: Demian Duarte

A 70 días de las elecciones y en la víspera del primer debate entre candidatos presidenciales, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia, que une a Morena, PT y PES, luce confiado, se sabe poseedor de una cómoda ventaja de más de 20 puntos sobre sus adversarios, por lo que ahora recorre el país para presentar sus propuestas y en busca de mayores apoyos de los electores; lo hace promoviendo la idea de un “nuevo milagro mexicano”.

En ese contexto, Andrés Manuel llegó al Estado a realizar una gira de tres días, donde tocó la frontera, San Luis Río Colorado y Nogales; posteriormente se trasladó a Guaymas, para hacer campaña en la región costera, además de Pótam, Ciudad Obregón y Navojoa, en una gira que estuvo vestida con actos masivos de campaña jamás antes registrados en Sonora por un aspirante de la Izquierda.

Diario del Yaqui acompañó a Andrés Manuel en la parte inicial de la gira, en busca de hacer un retrato más cercano del candidato y sus propuestas, aunque llamó la atención, sobre todo, el optimismo del mismo aspirante y su equipo, pues más allá de las posibilidades de triunfo a nivel nacional, ven con claridad que en esta ocasión Sonora podrá formar parte de esa ecuación. De ahí la gira de tres días por territorio estatal y también esa es la razón de la presencia continua de Andrés Manuel en Sonora en los dos años y medio recientes.

López Obrador explica su éxito de manera sencilla, pues sostiene que él está haciendo una campaña cerca del pueblo, con conocimiento profundo del país, sus regiones y sus necesidades; con el entendimiento de que el país es mucho más que la Ciudad de México y el centro del territorio nacional.

Y parafrasea a Benito Juárez para enfatizar su enfoque a la hora de hacer política: “Con el pueblo todo, sin el pueblo nada”.

López Obrador enumeró en sus actos de campaña una serie de apoyos para jóvenes, adultos mayores, un programa de rescate al campo, su plan para crear una zona libre en la franja fronteriza.
—Su programa económico… usted habla de un nuevo desarrollo estabilizador… ¿Cómo hacerlo?

—Hace falta que el Estado promueva el desarrollo, a partir de que haya inversión conjunta entre el sector público, el sector privado e, incluso, con la participación social, porque actualmente hay poca promoción al desarrollo y por lo mismo poco crecimiento, no hay que olvidar que se lleva 30 años con el actual modelo económico y en términos reales no hay crecimiento de la economía.
México ha crecido a tasas del dos por ciento anual en los últimos 30 años, pero si se descuenta el aumento de la población el resultado es cero crecimiento económico. México es de los países con menos crecimiento en el mundo y no ha sido así siempre.

La política económica que aplicará el nuevo Gobierno democrático se basará en el modelo de desarrollo estabilizador que fue aplicado en los años 60 y 70, donde México creció a tasas del 7 por ciento anual y, lo más interesante, es que ese crecimiento se logró sin inflación, sin devaluaciones, sin aumento en la deuda pública, se le conoció a ese modelo como “el milagro mexicano”.
No es un posible que un trabajador mexicano gane 10 veces menos que un empleado estadounidense. Queremos que haya buenos salarios, pero también vamos a apoyar la actividad productiva, y vamos a producir en México todo lo que consumimos, de todo, desde gasolinas, hasta alimentos.

Si crece la economía en el país, si se generan empleos, hay bienestar, serán menos las presiones migratorias y, desde luego, se enfrentará el problema de la inseguridad y de la violencia.
Aumentará, además, la inversión pública, pues se tiene presupuesto suficiente que para este año es de cinco billones 300 mil millones, pero la mayor parte del presupuesto es gasto corriente, es pago de servicio de deuda, transferencias a estados y municipios; sólo el ocho por ciento del presupuesto total es inversión pública.

Por ello se tienen que reducir los gastos del Gobierno para tener más inversión pública, utilizar esa inversión pública como capital semilla y convocar a la inversión privada para financiar para el desarrollo, proyectos productivos para el país.

Vamos a fortalecer el mercado interno y vamos hacer de México una potencia económica, van a mejorar las cosas y vamos a salir adelante, avanzando desde el sur hacia el norte.
—Habla de rescatar el campo… ¿Por dónde empezar?

—El rescate al campo es una de las principales prioridades de nuestro Gobierno, vamos a impulsar las actividades productivas del campo como no se ha hecho en mucho tiempo, en décadas, vamos a regresar al campo.

Se trata de apoyar la actividad productiva del campo y dar un viraje de la política económica que se ha venido imponiendo, que va a consistir, precisamente, el que ya no vamos a comprar en el extranjero lo que consumimos, vamos a producir en México todo lo que consumimos.

Vamos a producir el maíz en México, ya no se va a comprar, como sucede ahora, en el exterior, pero lo mismo con el frijol que se consume, el arroz, la carne de res y de cerdo, leche, y hasta la madera, lo que queremos es dejar la dependencia alimentaria del exterior e impulsar la economía.
Además, para los agricultores se van a fijar precios de garantía para lo que se produce en el campo, y se le va a pagar bien al productor por sus cosechas; se buscará el mecanismo para que ese apoyo llegue de manera directa al productor, que no se quede en manos de intermediarios o de “coyotes”.
Cambiará la política económica, se producirán en México los productos que se consumen y para eso habrá apoyos a productores, ejidatarios, comuneros, a pequeños propietarios.
—Para la frontera, ¿qué nos tiene a nivel de propuesta?
—Vamos a bajar el IVA. Ya hablé de un plan para la franja fronteriza en Ciudad Juárez, en nuestro arranque de campaña; vamos a diseñar una zona libre o franca de tres mil 185 kilómetros de largo por 30 kilómetros de ancho; ahí vamos a bajar el IVA a ocho por ciento, es decir la mitad en promedio de lo que se cobra al consumo en Estados Unidos.
Además, vamos a bajar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) a 20 por ciento y vamos a duplicar el salario mínimo para los trabajadores en la frontera, y además vamos a ajustar los impuestos especiales para los combustibles y energéticos, gasolina, gas, diesel y electricidad, que cuesten aquí lo mismo que en Estados Unidos, todo esto será a partir del 1 de enero de 2019.
Esto forma parte de un proyecto en el que queremos frenar la emigración de nuestros connacionales a Estados Unidos, pero estableciendo condiciones para que se queden en sus lugares de origen.
El diseño respecto a la frontera es crear una zona de alta competitividad, con condiciones especiales en crecimiento y bienestar, que haga las veces de la última cortina; si la gente no encuentra condiciones en sus lugares de origen, que se desarrollen aquí.
—Respecto a la inseguridad que prevalece.
—Vamos a acabar con las causas, que son, sobre todo, los problemas de marginación y pobreza. La inseguridad tiene su origen en la falta de empleos y en la política de pagar bajos sueldos. Se ha empujado a una gran parte de la población a delinquir, por eso nosotros nos basamos en rescatar la economía, en dar oportunidad a los jóvenes.
Quiero que haya paz en Cajeme y acabar con la inseguridad y violencia que sufre el sur de Sonora; vamos a tener reuniones todos los días con el Comité de Seguridad, a fin de tener mucha claridad de qué está sucediendo.
Así vamos a tomar decisiones inmediatas, aunque el enfoque es atender las causas y poner orden.
—Su camino en adelante al 1 de julio.
—Estamos recorriendo los 300 distritos electorales. En Sonora visitamos cinco de siete, y seguimos recorriendo el país entero. Estamos arriba en Sonora y Sinaloa; también Baja California y en estados del norte que nunca habíamos ganado.
Vamos a ganar en Sonora, pero tenemos que cuidar los votos. Estamos arriba por más de 20 puntos y entre más me atacan más me fortalecen.
Yo invito a mis contrincantes a que salgan de la Ciudad de México y dejen de dar sus ruedas de prensa desde allá, que conozcan al país y que les dé el sol.
Ahora estoy recorriendo los 300 distritos, porque necesitamos ganar mayoría en el Congreso, si no lo logramos, vamos a ganar la Presidencia, pero luego nuestros contrincantes se van a atrincherar en el Poder Legislativo; por eso le pido a los electores que voten parejo por los candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia.
Necesitamos representantes populares, honestos y auténticos; espero que voten parejo por nuestros candidatos a la Presidencia, al Congreso, al Senado, a las presidencias municipales y a las diputaciones locales.
Esta es una coalición para transformar a México, y por eso se requiere que voten parejo. En Sonora necesitamos sacar a Lilly Téllez y Alfonso Durazo, que son la fórmula al Senado.
Además de Manuel Baldenebro, Ana Gabriela Guevara, Lorenia Valles, Heriberto Aguilar Castillo, Wendy Briseño Zuloaga, Javier Lamarque e Hildelisa González, que son nuestros aspirantes a diputados federales.
Pero también por los candidatos a alcaldes, de los que no puedo todavía hablar, pero yo le pido a la gente que voten por ya saben quiénes.
Voy a un debate y sé que me van a venir con todo, pero no voy a caer en sus provocaciones, porque ya falta poco.

Dejar un Comentario