Un “traidor” humanitario

Un “traidor” humanitario

El doctor José Luis Acevedo López busca hacer el bien desde su trinchera

Por: Michel Inzunza

En abandono y con las mismas necesidades de hace 16 años se encuentran los pueblos yaquis, expresó José Luis Acevedo López, el médico altruista que hace más de una década visita comunidades indígenas para brindar por su propia cuenta apoyo en servicios de salud.
“Acevedotski, El Traidor”, como se hace llamar, es originario de Ciudad Obregón; en 1971 partió a la Ciudad de México a cumplir uno de sus sueños: estudiar medicina en la Universidad Nacional Autónoma de México. Al concluir, viajó a Mexicali a realizar su internado y ahí se quedó a vivir.
Trabajó para el Gobierno, en el área de Salubridad durante 37 años y en 2002 inició una cruzada: viajar a las comunidades yaquis de Sonora y tarahumaras, de Chihuahua, con el fin de acercarles servicios médicos.
Para realizar esta labor, indicó, se apoya con hospitales, laboratorios y compañeros galenos, quienes les facilitan medicamento y ropa. Después, a bordo de su camioneta y con sus recursos, viaja dos veces al año a los lugares donde se asientan estas tribus indígenas.
Este año visitó los pueblos de Vícam, Tetabiakte y la colonia Yaqui. Tenía planeado realizar 500 consultas en la región, pero debido a las malas condiciones en que se encontraban los caminos, sólo pudo acercarse a los lugares más cercanos.
Con el permiso de las autoridades tradicionales, realizó 175 consultas y entregó medicamento para tratar diabetes, colesterol, cardiopatía, enfermedades pulmonares, asma y problemas gastrointestinales, entre otros
Además de pobreza, lo que encontró en estos pueblos es la desatención por parte de las autoridades, dijo, pues aún se ve la falta de progreso, no existen escuelas de oficio para los indígenas y los Centros de Salud están en completo olvido.
De acuerdo con los pobladores, la visita por parte de Salubridad a estas comunidades varía de uno a tres meses, expresó, los servicios son para unos cuantos y la gente sufre porque no tienen accesibilidad a medicamentos.
Incluso, “El Traidor” aseguró que muchas de las medicinas que hacían falta a los yaquis fueron surtidas en esta ocasión por él.
Al no poder cumplir con su meta, el resto del medicamento y consultas las finalizó este fin de semana en el asilo San Vicente.

1 Comentarioen este Artículo

  1. drjoseluis acevedo

    agradeezco las facilidades a mi familia,amigos agentes de laboratorios,,amigos y colegas medicos.y mis pacientes en facilitarme diversos insumos,,medicamentos,,ropa zapatos,,juguetes duolces,anteojos..para trasladarlos a las comunidades yaquis y diversas comunidades tarahumaras para otorgar consultas,atenciones ede medicina preventivas de diversas enfermedades.. desde el 2002 lo realizo y desafortunadamente no veo desarrollo y mejoria en dichos lugares.. OBSERVO QUE HAY MUCHISIMOS CENTROS DE SALUD CERRADOS POR NO HABER PERSONAL,asi como tambien solo hay escuelas primaria.. pero no identifique una escuela de artes y oficios como los cecaTIS/ En fin seguire haciendo y continuar con la obra DEL SEñOR siempre y cuando me lo permita/.. exhorto a diferentes profesionales de la medicina a coolaborar desde sus ambitos a cualquier etnia o comunidad desprotegida .;. y como dice nuestra lider vsholoum

    Responder

Dejar un Comentario