Temen por un edificio abandonado

Por: Fabiola Navarro

Los edificios abandonados se han convertido en un riesgo para la ciudadanía, que debe transitar por donde se ubican estos inmuebles, utilizados, generalmente, como basureros y refugio de drogadictos.
Un claro ejemplo es el viejo edificio que se localiza en las calles Sonora y Zaragoza, que además de ser un foco de infección debido a la fauna nociva y la basura, también representa un riesgo para vecinos y comerciantes del sector.
Según comentaron, este inmueble alberga desde indigentes y drogadictos, hasta adolescentes que se introducen en el mismo para sostener relaciones sexuales.
“Si te fijas puedes encontrar condones usados en el suelo, son de adolescentes que se vienen aquí a tener relaciones sexuales, lo cual también es riesgoso para ellos, porque se pueden topar con personas drogadas”, comentó Eleazar López, vecino.
Otros comerciantes del lugar refirieron que ya intentaron cerrarlo y para ello compraron material de construcción; sin embargo, hubo quienes les comentaron se meterían en problemas legales.
Los indigentes o personas adictas duermen en el techo de este edificio y se observan ahí desde cartones, que sirven como colchones, hasta ropa y toallas tendidas.

Dejar un Comentario