Sylvana y “Maloro” apuntalan

Por: Bernardino Galaviz

Sylvana y “Maloro” apuntalan, aun con el espaldarazo de AMLO, a Lilly Téllez y Alfonso Durazo en este inicio de las campañas por las federales
Sordo se observa el ambiente electoral, el desgano cunde por todos lados, preámbulo de que serán inútiles todos los gastos de campaña en todos los niveles

Ante el hecho anticipado de que la decisión ya está tomada, será derrotado el abstencionismo y todo mundo saldrá a votar para derribar viejas estructuras y mitos de la clase política dominante

 

Tras dejar fresco ambiente en el séptimo distrito electoral federal, un grupo de jóvenes, promotoras de Sylvana y el “Maloro”, al ritmo del entusiasmo impuesto por la juventud, repartieron diversos objetos personales y propaganda, quedando impresa la aceptación tácita de amplios sectores citadinos, comprobado por encuesta en los días siguientes, con cómoda distancia de 10 puntos sobre sus más cercanos competidores.
Lilly Téllez y Alfonso Durazo, más lejos todavía de la fórmula encabezada por Antonio Astiazarán, quienes vienen navegando en el tercer lugar; el asunto es, si con este tercer repasón por Sonora, del candidato de Morena a la Presidencia de la República, la distancia se va a modificar o no, habida cuenta del gran jalón demostrado durante los últimos días a lo largo y lo ancho del territorio nacional, en cuyo marco, San Luis Río Colorado, Nogales, Cd. Obregón y Navojoa, aun con el intenso calor, dejaron constancia de la sumatoria de miles de simpatizantes, cuyos resultados en las encuestas lo siguen remontando con 42 puntos arriba de Anaya Cortés, con 22 puntos porcentuales, frente a 18 puntos de Meade Kuribreña, remando aún contra la corriente en la cola, mientras en el sótano continúan patinando Margarita Zavala y Jaime Rodríguez Calderón,” El Bronco” ante el hecho cierto, de estarle fallando a los estrategas del ex invencible las tácticas para bajar al panista al tercer lugar y desde ahí, acercársele aunque sea unos puntos al del Movimiento Regeneración Nacional. Para algunos analistas, críticos e incondicionales priístas, pelón se les está poniendo el cochi cada vez más, con la esperanza cifrada sólo en la metida de pata del de Macuspana, Tabasco a partir del próximo debate, de lo contario como están anticipando ellos mismos, perdida está la causa del frente prianista por México, bailando desde un principio en la cuerda floja.
Ante este triste perspectiva, sordos se observan los escenarios locales, el desgano cunde por doquier, el histórico ambiente festivo brilla por su ausencia, vociferaciones contra las susodichas fórmulas surgen en todas partes y son multiplicadas a través de las redes sociales, en donde sin el más mínimo recato, la pasiones, las intrigas y los mitotes, están teniendo los mejores momentos, para enjuiciar con razón o sin ella a los candidatos de todas las fórmulas, a través de las cuales, una y otra vez les han repetido hasta de lo que se van a morir, les anticipan el recordatorio del 10 de mayo de las pobres progenitoras y por favor no se vayan a parar en las comunidades y los barrios y colonias del casco urbano porque no los van a recibir, o si se ponen necios, a terronazos y peñascazos los van a correr, señalan.
Lástima, comentan en otros entornos, los millonarios gastos en spots de radio y televisión, templetes, comilonas y los acostumbrados perifoneos, inundando de contaminación la audiencia de miles de ciudadanos, quienes han llegado a decir, haber tomado la decisión a favor de tal o cual candidato, por conocer demasiado las tropelías de los contendientes de los partidos tradicionales.
Poco a poco, afirman también, el viejo fantasma del abstencionismo se está borrando del mapa electoral, iluminado por la intensa luz de la esperanza cada vez más, abarcando cientos de familias y sectores sociales, decidido a cambiar este asfixiante estado de cosas, en donde para empezar el cambio, se denota hasta en los estratos más pobres e incultos la decisión de derribar viejos mitos ideológicos y políticos, como habían sido las famosas estructuras de ambos partidos, hoy por hoy autodesmoronándose por el mismo golpeteo de las mafias del poder, amén de durante los tiempos electorales, surgir como por arte de magia en el electorado una especie de sinergia con que se revitalizaba con sangre nueva tricolor para triunfar holgadamente, todo esto a partir de la militancia y el voto duro, como si por sus venas empezara a correr sangre con los colores patrios, símbolo inequívoco de su confianza y credibilidad en las fórmulas de arriba abajo, como en los mejores tiempos del carro completo o si perdían arrebataban, como eran los tiempos de la omnímoda dictadura del Prian, según la gente, hoy por hoy, sólo a menos de 75 días de llegar a su fin.

Dejar un Comentario