SNTE charro, ambulantes y Fiscalía ilegal

Muchos maestros de Sonora están convencidos de que las secciones 28 y 54 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) solamente han servido como instrumentos de control y represión contra el gremio.

 

 

Muchos docentes no han expuesto en público su inconformidad contra el “charrismo” sindical precisamente por temor a las represalias.

 

 

Pero muchos otros, hay que reconocerlo, siguen el juego a la dirigencia del SNTE para estar a gusto, sólo recibiendo su salario e incluso en algunas ocasiones para ser beneficiarios de las prebendas que los líderes suelen dar a los que son sumisos y comodinos.

 

 

Una prueba de ello es la famosa mal llamada reforma educativa del actual gobierno. Uno estaría de acuerdo en que la calidad de la educación debe ser elevada y que los docentes deban ser evaluados para lograr mejores generaciones de ciudadanos.

 

 

Pero resulta que el tema cualitativo del proceso enseñanza-aprendizaje fue lo que menos importó en la punitiva ley aprobada para que los maestros puedan ser cesados de sus responsabilidades con la cintura en la mano.

 

 

El 20 de septiembre próximo, los maestros de la Sección 28 tendrán la oportunidad de cambiar el rumbo de su organización sindical en Sonora, pues deberá darse el relevo en la dirigencia.

 

 

Si ya se pudo lograr en lo relativo al gobierno federal, estados y municipios, con mayor razón se puede en una organización que siempre se ha distinguido por su opacidad y antidemocracia.

 

 

Es tiempo de poner un hasta aquí al saqueo de las cajas de ahorro y al desvío de recursos de los fideicomisos de los jubilados y del Fondo de Retiro y Defunción, así como la sumisión y ejecución para el trabajo sucio en el llamado Servicio Profesional Docente.

 

 

Son muchas las anomalías solapadas por Javier Duarte Flores en Sonora. Ya es tiempo de que pague las consecuencias.

 

 

Batangas en el centro
Si usted observa maniobras de batangas en el centro de la ciudad, no se asuste. Es que cada rincón de este sector ya tiene dueño.

 

 

Y de eso se encargaron las autoridades municipales en turno. La queja recurrente de los comerciantes es que ya no se alcanzan a ver las fachadas de sus negocios porque afuera hay un vendedor ambulante que le hace la competencia.

 

 

Uno estaría de acuerdo en que todos tenemos el derecho a trabajar. Pero resulta que quienes ocupan un puesto son solamente empleados y no dueños del “changarrito”. Los verdaderos beneficiarios de ese puesto ambulante son personas que pagaron hasta 60 mil pesos de “guante” por el lugar.

 

 

Dicen los enterados que las “negociaciones” se lograron a través de un “chilango” llamado Pomposo con las autoridades de Inspección y Vigilancia y que la Secretaría del Ayuntamiento, el actual o su anterior titular, no desconocen el tema.

 

 

Así, cada vez es más complejo lograr el ansiado reordenamiento del centro de la ciudad.

 

 

A ver si en el trienio que está por comenzar, se logra un avance.

 

 

 

Fiscalía Anticorrupción, ilegal
Pues no está usted para saberlo, ni yo para contarlo, dirían los clásicos, pero anoche se supo que el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal de Hermosillo declaró inconstitucional a la Fiscalía Anticorrupción de Sonora y sus actuaciones.

 

 

Enseguida, de la mentada FAS respondieron que a ellos no les ha llegado notificación alguna sobre el asunto, pero que además todo lo que han hecho es conforme a las leyes desde 2017 porque las llevan a cabo agentes del Ministerio Público adscritos a la Fiscalía General de Justicia.

 

 

Pues será el sereno, pero se advierte que no hay buenos asesores jurídicos en el actual gobierno sonorense y pronto los encarcelados estarán solicitando indemnizaciones millonarias por el “daño moral” al que fueron sometidos.
Para comentarios:
[email protected]

Dejar un Comentario