Seis nuevos inmortales  ingresan a Cooperstown

Seis nuevos inmortales ingresan a Cooperstown

Jim Thome, Chipper Jones, Vladimir Guerrero y Trevor Hoffman serán los invitados de honor en lo que será la ceremonia de su exaltación al Salón de la Fama en Cooperstown.
Jones, quien jugó por 19 años con los Bravos de Atlanta alcanzó 97.2% de los votos en esta clase de 2018 para imprimir su nombre en el Templo de los Inmortales.
El sempiterno antesalista de los Bravos, era un líder nato y así pasó al retiro como uno de los mejores en su clase.
“(Chipper) Como jugador siempre fue consistente”, recuerda Eduardo Pérez, quien jugó con el ahora HOF durante nueve temporadas.
“Fue un pelotero muy concentrado en su juego. Le gustaba ganar. Nunca le importo sus números personales y solo le interesaba ganar”.
Jim Thome será otro de los agasajados en esta exaltación. Sin embargo, al principio su carrera parecía sin rumbo; especialmente por no tener posición en Cleveland.
“Cuando Jim Thome subió a las Mayores siempre se preguntó qué posición jugaría, porque al principio en la tercera base era muy tosco. Sin embargo, su bateo fue lo que le ayudó a quedarse en la inicial”, recuerda Omar Vizquel, quien compartió con el nuevo inmortal durante 13 años en la tribu.
Thome pasará a la inmortalidad como uno de los 8 jugadores con más de 600 jonrones (612 para ser exactos).
De igual manera, Vladimir Guerrero pasará a convertirse en el tercer dominicano que entra a Cooperstown, luego de Juan Marichal y Pedro Martínez.
El “Conde Vlad” es recordado por su notable bateo y sobretodo su buen brazo en los jardines. “Solo quiero disfrutar ese momento”, destacó Guerrero a líder.
Por último, Trevor Hoffman se unirá a Tony Gwynn y a Dave Winfield como los miembros de Padres de San Diego en Cooperstown.

Dejar un Comentario