Se “chamaquea” Meade  a los empresarios

Se “chamaquea” Meade a los empresarios

Los empresarios de la Coparmex, que abarrotaron un salón del Hotel Hilton, frente a la Alameda Central, se toparon con un José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, que si bien llegó más bien serio –y debió esperar a que Andrés Manuel desalojara las instalaciones, pues se lo impedía el acostumbrado enjambre de reporteros, camarógrafos y fotorreporteros que siempre lo abordan largamente al terminar alguna participación–, sorprendió en el presídium, pues prácticamente echó por tierra una por una las propuestas oficiales de la Coparmex.
Una empresaria, en el presídium, le preguntó:
– Desde su punto de vista, ¿cómo podemos aumentar el salario mínimo –propuesta reiterada de Coparmex–, de tal manera que no se afecte la inflación, pero que podamos cubrir la línea de bienestar de los mexicanos?
–No cabe la menor duda de que tenemos que llegar a la línea de bienestar y rebasarla. La verdad es que el trabajo debiera dignificar por arriba del mínimo. En lo que hay que tener cuidado es cuál es el límite entre esa velocidad de convergencia y el efecto faro.
“Ahora, hay temas estructurales que van más allá del salario mínimo. Y apunto solamente dos datos: hay dos brechas que tenemos que cerrar en el país, la brecha entre el norte y el sur, que tiene mucho que ver con logística, con infraestructura, sobre todo con gas, y la brecha que hay entre el mexicano que tiene y el mexicano que no tiene.
”Y ahí el principal elemento diferenciador, que tiene que ver con el salario, es terminar la preparatoria. Y en México hay 48 millones de ciudadanos que no lo hicieron, por ahí tendríamos que empezar. En México el que termina la preparatoria gana 41% más que el que no la termina”.
”Eso quiere decir que, más allá del debate del mínimo, si nosotros podemos estructurar de manera tripartita, incluso, una política que nos lleve a que los jóvenes en México terminen la preparatoria y tengan espacio en educación superior, cada joven que termina el bachillerato, por el solo hecho de hacerlo, va a tener un incremento salarial de por vida de 41% en promedio.
El moderador del evento, Gustavo de Hoyos Walter, presidente de la Coparmex, le preguntó que si ya era momento de hacer lo que se había acordado con la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), de hacer las revisiones pertinentes para subir a 98 pesos diarios el salario mínimo, cosa que iba a suceder en abril.
Con muchas palabras, Meade dijo, en síntesis, que no:
“Mira, es poco convincente argumentar con tres datos, pero son tres datos los que tenemos que nos contrastan tres contextos distintos en donde se dio el incremento. En 2009 el incremento en el salario contractual fue de 4.93%; en el 2017 fue de 5.78; en el 2018 de 7.3. Eso quiere decir que hay un límite en términos de la desvinculación entre el salario contractual y el incremento en el salario mínimo, en un proceso en donde tenemos, como se anticipaba, una inflación que empieza a converger de vuelta a los límites que tiene el Banco de México.

Dejar un Comentario