Rescata equipo japonés el empate ante Senegal

Rescata equipo japonés el empate ante Senegal

En un partido que se jugó a mil por hora durante los 90 minutos, un viejo conocido de la afición mexicana, el japonés, Keisuke Honda fue el salvador de los Samurai Blues al meter el gol con el que los nipones empataron 2-2 ante Senegal en Ekaterimburgo, con lo que ambas escuadras llegaron a cuatro puntos en el Grupo H y de paso le dieron más vida tanto a Colombia como Polonia en busca de clasificar.
El ex futbolista de los Tuzos del Pachuca, que ha tenido un rol de suplente en esta Copa del Mundo, fue el factor determinante para que Japón no perdiera ante un muy difícil equipo de Senegal, que se puso dos veces arriba en el marcador, pero que no pudo contener a los asiáticos, que gracias a Honda encontraron el gol de la igualada, ya en la parte madura del encuentro.
Fue un duelo a toda velocidad por las condiciones de ambos equipos; la potencia de los africanos y la rapidez de los asiáticos, hicieron un encuentro que si bien tuvo ausencia de técnica y precisión por largos lapsos, aún así fue frenético por la propuesta ofensiva de las dos escuadras, tanto por el vértigo que la estrella del Liverpool, Sadio Mané, le imprime al juego de Senegal, como también por el alto voltaje nipón a través de sus volantes TakashiInui y Shinji Kagawa, principalmente.
En lo que va de la Copa del Mundo, Senegal se ha mostrado como el equipo africano más constante y potente, tanto porque mantiene un mismo nivel de juego durante los 90 minutos, como también porque no pierde el orden táctico a la defensiva, algo que históricamente se la había complicado a los africanos.
Gracias a su ataque tan vertical, los Leones de la Teranga encontraron el primer gol del encuentro, aunque fue más fortuito que trabajado, ya que el guardameta japonés, Eiji Kawashima, rechazó mal una pelota tras un fuerte disparo de Youssouf Sabali, misma que le rebotó a Sadio Mané para el 1-0.

Dejar un Comentario