“Recuperaremos el agro”

“Recuperaremos el agro”

De ganar Andrés Manuel López Obrador los comicios del 1 de julio, el eventual titular de la Sagarpa, Víctor Villalobos Arámbula, señala que el campo se tiene que rehacer, cuidar los recursos y cambiar los esquemas para incentivar al agro para recuperar la seguridad alimentaria

Por: Federico Chávez Manjarrez

De obtener el triunfo Andrés Manuel López Obrador el 1 de julio, el doctor Víctor Villalobos Arámbula ocuparía la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa). Y entre su proyecto como funcionario federal pretende recuperar el campo, ser más transparente en los recursos, evitar la corrupción, cero “putrefacción”, ser honesto y rehacer esa dependencia federal.

UN JALISCIENSE CONOCEDOR DE LA AGRICULTURA

Pero ¿quién es Víctor Villalobos Arámbula? Originario de Jalisco y egresado a la Escuela Nacional de Agricultura en 1969, donde estudió la preparatoria y ahí mismo cursó la carrera de Agronomía, con especialidad en fitotecnia.

 

GRAN CURRÍCULO

A lo largo de los años ha ocupado puestos muy importantes, al desempeñar cargos en diversas instituciones: fue director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura del 2010-2018; coordinador general de Asuntos Internacionales; subsecretario de Agricultura de la Sagarpa del 2000 al 2002.

 

Fue, además, primer secretario ejecutivo en la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados 1999-2000; subsecretario de Recursos Naturales de la Semarnap en 1997-1999; director de la Unidad de Biotecnología e Ingeniería Genética en Vegetales; oficial principal en Biotecnología Vegetal por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) 1992-1995, y director del Programa Mejoramiento de Cultivos Tropicales del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza 1987-1991.

Cuenta con un doctorado en Morfogénesis Vegetal por la Universidad de Calgary, Canadá, y posee más de 35 años de experiencia profesional en las áreas de agricultura y recursos naturales y genéticos.

 

EL CAMPO SE TIENE QUE REHACER

En entrevista con Diario del Yaqui, mostró su preocupación por cambiar al campo y para ello se requiere de rehacer muchas cosas, aunque se reconocen las acciones buenas que se han realizado, pero dadas las condiciones en que se encuentra la agricultura y a las condiciones que se han venido perdiendo mucho en el papel de la agricultura como una fuente de desarrollo del país, se requiere recuperar el campo a través de una nueva política para todos y reglas claras.

“Hay que tener reglas claras y fincar todo en la transparencia y honestidad; cero corrupción dentro de la filosofía, fundamentalmente, de Andrés Manuel López Obrador”, dijo.

 

AL CAMPO NO SE LE REDUCEN LOS RECURSOS

Fue claro al señalar que al campo no se le han reducido los recursos, sino más bien que el dinero no ha llegado a donde debe, y como ejemplo es que para este año, la Sagarpa tiene un presupuesto de 72 mil 600 millones de pesos, y si esos recursos se aplicaran para lo que están destinados, definitivamente serían suficientes, pero lo que ocurre es que en el camino el dinero se desvía a otras funciones y destinos, no necesariamente dedicados a la productividad.

 

Por ello, al asumir como secretario de Agricultura, se procederá a hacer un uso adecuado de los recursos, ya que se considera que no es un tema de la cantidad, sino más bien de la transparencia, de objetivos claros y rendición de cuentas, y ese será un compromiso.

 

PROMETE UN CAMBIO DE ESQUEMA

En el caso del Valle del Yaqui, considerado “El Granero de México” y donde los productores demandan mayores ingresos para sus cultivos, esto ante los altos costos, Villalobos Arámbula dijo que no se habla necesariamente de precios de garantía, sino de desarrollar un esquema mediante el cual los pequeños productores, sobre todo, reciban un incentivo que les permita ser más competitivos, eficientes en la producción y darles precios justos que les den certidumbre a sus cosechas, pero no definirse en función de los ciclos agrícolas, sino más bien dar un horizonte a futuro, estimulando la productividad para todos.

 

“RECUPERAREMOS LA SEGURIDAD ALIMENTARIA”

En materia de importaciones, indicó que estas han venido en constante incremento, producto de la política neoliberal, pero ésta pretende ser revertida en regiones como Sonora y Sinaloa, donde se tiene agricultura, tecnología y gente para recuperar la seguridad alimentaria y autosuficiencia en granos y oleaginosas.

MÉXICO ES UN PAÍS DÉBIL

Esto no es fácil, pero se tiene que revertir, ya que la FAO ha determinado que un país que depende de sus alimentos básicos arriba del 25 por ciento, es un país débil en su seguridad, y México anda por encima del 50 por ciento; por ello “tenemos que regresar a través de la tecnología, el uso adecuado de los recursos, la honestidad, cero corrupción y convocatoria de los productores para ir disminuyendo la dependencia internacional”.

Lanzó el llamado a los productores para retomar una nueva política y visión de la agricultura, la cual es muy necesaria, ya que no se puede seguir con esta agricultura, y la misma debe ser más productiva y responsable de acuerdo con las condiciones ambientales y mediante un adecuado uso del agua y suelo.

Dejar un Comentario