Realiza HIES curso-taller de Nutrición Infantil

Realiza HIES curso-taller de Nutrición Infantil

La nutrición es uno de los pilares de la salud y en el área pediátrica significa uno de los elementos protectores para tener una población más sana, resaltó José Jesús Contreras Soto, director general del Hospital Infantil e Integral de la Mujer (HIES-HIMES).

 

 

Previo al Día del Niño, la Secretaría de Salud en el Estado, a través del HIES, realizó el segundo curso-taller de Nutrición Infantil para los profesionistas en nutrición y padres de familia, donde abordaron temas de embarazo, lactancia, crecimiento y desarrollo, con expertos del área.

 

 

“La nutrición es una parte integral del cuidado médico, una parte preventiva, algo que se debe trabajar mucho en el primer nivel; los padres tenemos la obligación de educar correctamente en nutrición y los médicos debemos vigilar que eso se lleve a cabo, a través de diversos mecanismos como el control del niño sano”, señaló Contreras Soto.

 

 

Agregó que los padres deben ayudar a sus hijos desde el hogar a crear hábitos de alimentación saludables para una buena nutrición, además, dijo, las frutas y verduras no deben faltar en la dieta diaria de los niños a partir de los 6 meses, para contribuir a un adecuado desarrollo.

 

 

El aporte que las frutas y verduras dan a los menores en vitaminas, minerales y agua es esencial para evitar a futuro diversos padecimientos, como la desnutrición, obesidad, anemia o bajo rendimiento escolar, comentó.

 

 

Los lácteos y alimentos de origen animal como carne, pollo, pescado y huevo, también son de vital importancia para su crecimiento, enfatizó, así como las grasas saludables que aportan el aguacate, almendras y nueces.

 

 

“En el día se deben tener tres comidas en forma y dos colaciones de fruta o verdura, pues ayudan a que no se llegue con tanta hambre a la comida y cena; el desayuno es muy importante, no debe ser omitido y debe incluir lácteos, fruta y un plato fuerte de proteína animal como el huevo”, indicó.

 

 

Los menores deben consumir agua en los alimentos en vez de refrescos y jugos, puntualizó, ya que estos últimos aportan calorías y no contienen nutrientes, además, añadió, se debe fomentar el ejercicio desde pequeños, ya que practicar alguna actividad física les ayudará a su crecimiento y fortalecimiento de huesos y músculos.

Dejar un Comentario