¿Qué es el Alzheimer?

¿Qué es el Alzheimer?

Federico Chávez

El próximo 21 de septiembre se celebra el Día Internacional del Alzheimer, una enfermedad que va en aumento, a tal grado, que cada segundo se diagnostica una persona con esa patología.

 

 

Pero que es Alzheimer, es un padecimiento neurodegenerativo irreversible. En otras palabras: es una patología progresiva y no tiene cura y se caracteriza por alterar la memoria, el carácter y la forma de comportarse de quien la padece, dijo la presidenta de la asociación y cofundadora de la Estancia Alzheimer, Norma Elisa Ojeda Parada.

 

 

 

A QUIÉN AFECTA
Es una enfermedad propia del adulto mayor, por lo tanto suele desarrollarse después de los 60 años, en algunos casos un poco antes. Según estudios recientes, se reconoce a la edad como el principal factor de riesgo para desarrollarla.

 

 

 

SE PRONOSTICAN 152 MILLONES DE PERSONAS
Se estima que para el año 2050, el número de personas en el mundo que viven con demencia casi se habrá triplicado a 152 millones, convirtiendo a la enfermedad en una de las crisis de salud y sociales más significativas del siglo XXI. (Alzheimer’s Disease International).

 

 

 

¿CUÁL ES LA SITUACIÓN EN MÉXICO?
Se estima que en México existen más de 800 mil casos de demencia, según estudios realizados en el 2006 por parte de Alzheimer´s Disease International, y los factores de riesgo para el desarrollo del Alzheimer en México son: edad, depresión, diabetes, sexo femenino, discapacidad visual o auditiva.

 

 

 

¿EXISTE CURA?
De momento no se tiene una cura para esta enfermedad; sin embargo, se ha demostrado que la terapia no farmacológica (estimulación cognitiva), como la que ofrece Estancia Alzheimer Dorita de Ojeda, ha sido de gran ayuda para enlentecer el proceso de la enfermedad.

 

 

 

SÍNTOMAS
Desorientación en tiempo, espacio y persona, por ejemplo; desorientarse en casa (no recordar dónde está el baño) o guardar cosas fuera de su lugar; problemas de memoria a corto plazo; no recordar qué comió o lo que ingirió después de un corto periodo de haberlo hecho.

 

 

Asimismo se tienen cambios repentinos en el estado de ánimo, como por ejemplo estar contento y de manera repentina sentirse molesto o deprimido; cambios en la personalidad, de ser una persona muy sociable se vuelve más serio o lo contrario.

 

 

 

MEDIDAS PARA COMBATIRLA
Cuando los síntomas están presentes es de vital importancia el acercarse a su médico de cabecera o, de preferencia, con algún especialista (geriatra, neurólogo, psiquiatra, internista) con la finalidad de realizar una intervención temprana y así poder dar el seguimiento adecuado, para que la enfermedad sea más llevadera tanto para el adulto, como para su familia.

 

 

Otra recomendación es acercarse a grupos de apoyo, con el fin de trabajar tanto en la capacitación para tratar la enfermedad, como con la cuestión emocional, “ya que no es la misma compartir esta situación con personas que están en tu situación a compartir con personas que desconocen de ella”, indicó Ojeda Parada.

 

 

 

LA IMPORTANCIA DE SER AMADO
“Es de suma importancia recordar que el desarrollar esta enfermedad no desmerita el hecho de seguir sintiendo y seguir amando. Detrás de está mascara, llamada Alzheimer, se encuentra un legado, una vida, una historia y merece ser digna de respetarse. Está en uno, como cuidador o familiar, mantener latente el vínculo que su momento mantuvo ese ser amado”, puntualizó.

Dejar un Comentario