Provocan vacaciones obesidad en los niños

Provocan vacaciones obesidad en los niños

Por: Roberto Aguilar

Una situación que suele ocurrir en los periodos vacaciones, es que los niños puedan desarrollar obesidad, por el exceso de comida y la poca actividad física, dijo Gabriela Ibarra Álvarez.
La nutrióloga, especialista en alimentación infantil, señaló que gracias al remplazo que tienen los juegos al aire libre por los dispositivos electrónicos, los niños comen más y se mueven menos.
El problema está en que la obesidad es un desencadenante de gran cantidad de enfermedades crónico-degenerativas, como diabetes o hipertensión.
Por ello la importancia de que cada padre de familia motive y encamine a sus hijos a realizar más actividades físicas y menos horas sin hacer nada en la televisión, computadora o celular.
Ibarra Álvarez explicó los cambios que pasan los niños durante el periodo vacacional, lo cual afecta en el aumento de peso.
“El principal problema es que al salir los pequeños de la escuela generan un desequilibrio energético, ya que mientras están en periodo regular de clases tienen más horas de actividad física y mental, mientras que al estar en sus casas duermen por más tiempo y su actividad es muy corta”, dijo.
La especialista resaltó que es de suma importancia no permitir el sedentarismo en los pequeños de la casa y buscar actividades recreativas para que se mantengan ocupados.
Por otro lado al despertarse más tarde las mamás tienden a darle a sus hijos algo rápido o saltarse esa comida, que es la más importante, ya que a través de ella van a obtener energía para poder realizar sus actividades a lo largo del día.
“El hecho de salir de vacaciones nos inclina muchas veces a optar por comidas rápidas, altas en calorías y bajas en nutrientes, es por esto que hay que evitarlas y consumir más alimentos en casa, si se consumen más calorías de las que se queman a lo largo del día, aparece el sobrepeso u obesidad”, mencionó.
No está mal aumentar el consumo de líquidos en este tiempo para evitar deshidrataciones, pero siempre hay una mejor opción para los pequeños, simplemente el consumir agua natural o agua de sabores con frutas naturales, refirió.
“Algo importante es acompañar las comidas con abundantes vegetales y elegir porciones de fruta como snack, que los padres de familia no descuiden la nutrición infantil, ya que es un desencadenante de otros problemas tanto físicos, mentales y emocionales”, finalizó.

Dejar un Comentario