Piden a productores no quemar gavilla de trigo

Piden a productores no quemar gavilla de trigo

Sancionarán con mil 618 pesos por hectárea al que incurra en esta práctica

Por: Luz del Carmen Paredes

Al iniciar la temporada de trilla del cultivo de trigo en el Valle del Yaqui, llaman a los productores a no quemar la gavilla, por los efectos nocivos al medio ambiente.
Heliodoro Encinas Navarro, exhortó a los agricultores del Valle del Yaqui a que incorpore técnicas de manejo sostenible de suelos a fin de contrarrestar el riesgo para la salud de los cajemenses, así como los problemas ambientales.
El director de Gestión Ambiental para el Desarrollo Sustentable, resaltó que de lo contrario, se aplicará la multa de mil 618 pesos por hectárea
“Estamos seguros de que el compromiso de los productores ha ido aumentando año con año, porque lo hemos visto, ha ido a la baja esa práctica y estamos seguros que es por la conciencia que han ido formando en su gremio”, señaló.
Precisó que el ciclo agrícola anterior sólo se reportaron siete predios de los cuales cuatro de ellos fueron accidentales y los que fueron provocados recibieron la sanción correspondiente.
Por su parte, Jesús Enrique Mendoza Lugo, investigador del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt), afirmó que ya existen soluciones agronómicas para sembrar sobre los residuos de cosecha sin ningún problema utilizando las sembradoras adecuadas, por lo que realizó una invitación para que el agricultor incorpore técnicas de manejo sostenible de suelos.
Juan Manuel Cortés Jiménez, investigador del Programa de Fertilidad de Suelos del Instituto Nacional de Investigación Forestales Agrícolas y Pecuario (Inifap), resaltó que la quema de gavilla, además del daño a la salud, a la fertilidad del suelo, también impacta en el costo de producción.
Dijo que al quemar gavilla, posiblemente los daños no se manifiesten de manera notoria en el primer año, sin embargo, dentro de tres años en adelante será evidente una reducción en el rendimiento de más una tonelada por hectárea en el caso del trigo, por ejemplo.
“El castigo se lo hacen ellos mismos, porque pierden mil pesos por hectárea en nitrógeno al quemar la gavilla, además del impacto en la producción”, apuntó.
En la rueda de prensa los productores agrícolas, Manuel López de Lara y Jorge Humberto Castro Campoy, resaltaron las ventajas de la agricultura sustentable, la cual permite reincorporar la paja de trigo a la tierra de cultivo evitando el daño ecológico y de salud en el Valle del Yaqui.
Actualmente en el Valle del Yaqui sólo se siembran alrededor de 8 mil hectáreas con el modelo de agricultura sustentable de las más de 110 mil hectáreas establecidas de trigo en el presente ciclo agrícola.
Aquiles Mejía Díaz, director de Salud Municipal, abundó que la emisión de humo, gases y polvo y el aumento a la temperatura, provoca daños a la salud, como afectaciones en vías respiratorias, alergias y conjuntivitis.

Dejar un Comentario