Paralizan transporte

Paralizan transporte

Hermosillo y Obregón, las ciudades más afectadas por la medida

 

 

Francisco Minjares, Fabiola Navarro y Mónica Miranda

Ante la negativa del Gobierno Estatal, de aumentar la tarifa del transporte urbano a 15 pesos, la empresa Transporte Moderno de Obregón (Tramo) se sumó al paro estatal, durante el cual se retiraron más de 300 unidades del servicio en Hermosillo y Cajeme.

 

 

De acuerdo con los datos proporcionados por las empresas y autoridades del Estado, fueron 260 camiones los que salieron de circulación en Hermosillo y 70 en Ciudad Obregón.

 

 

El delegado regional del Transporte, Francisco Cano Castro, explicó que las líneas que salieron de su ruta en Obregón fueron la 1, 6 a, 7, 10, 11, 12, 13 y 14, y para atender a los usuarios se lanzó el plan en el que se incluyeron 100 taxis y camiones emergentes.

 

 

El paro de labores de la empresa arrancó alrededor de las 06:00 horas de ayer y se mantuvo durante el transcurso del día.

 

 

El presidente de Transportes Urbanos y Especiales de Cajeme (Tusec), Bernardo Beltrán, dijo que ellos no sacaron las líneas de ruta debido a que esa no es la forma de hacer presión al Gobierno del Estado y con esto sólo se perjudica a los usuarios.

 

 

NO DEBE AFECTAR INGRESOS DE LOS TRABAJADORES
Luis Acosta Cárdenas, dirigente del Sindicato de Operadores del Transporte Urbano de la CTM, informó que la instrucción para los choferes de esa empresa fue presentarse a sus centros de trabajo y cumplir con su jornada laboral.

 

 

De esta forma, deberán tener completa su percepción salarial, ya que no fue decisión de los trabajadores, sino de los patrones.

 

 

“El sindicato se encarga de que se le respete el derecho al trabajador, puesto que no es movimiento de él, no es culpa de él que los empresarios hayan querido irse a paro. Nos encargamos, entonces, de ver que las empresas le paguen de manera completa su sueldo. La instrucción es que los trabajadores se queden en su área de labores durante todo el turno, para así cumplir con el cobro de su día”, precisó.

 

 

 

CHANTAJE DE LAS EMPRESAS
Es un chantaje y medida injusta la que implementaron los concesionarios del transporte al retirar 260 camiones de Hermosillo, pues no existen condiciones para analizar un posible aumento a la tarifa del servicio, indicó Ernesto Acuña Acuña.

 

 

El integrante de Comisión de Modernización y Seguimiento a la Calidad del Consejo Ciudadano del Transporte (CCT) dijo que a pesar de que no se ha actualizado el último aumento al cobro que se aplicó en julio de 2017, no puede hacer modificación, ya que los transportistas no cumplieron con las normas de calidad que exige la ley.

 

 

“Nos presentaron unos números. Ellos piden 15 pesos, pero yo considero que estos números están inflados, porque nos están presentando un estudio técnico como si estuvieran trabajando 400 unidades, porque son las concesiones que hay para Hermosillo, pero sólo operan 365 y el 50 por ciento, en malas condiciones”.

 

 

Comentó que, de manera formal, no se ha solicitado al CCT por parte de los concesionarios un aumento a la tarifa y, de llegar a hacerlo, negarán esta posibilidad, afirmó.

Dejar un Comentario