Obama y Bush honran a McCain

Obama y Bush honran a McCain

Mientras el presidente Donald Trump jugaba al golf, sus antecesores Barack Obama y George W. Bush rindieron homenaje al difunto senador republicano, John McCain, en Washington.

 

 

Tanto Bush como Obama elogiaron la honorabilidad y el patriotismo sin intereses de McCain, a quien Trump llegó a ningunear en varias ocasiones.

 

 

Bush (2001-2009) lo recordó como un “hombre honesto”, al que no le importaba quién pudiera sentirse ofendido por decir la verdad, y que, sobre todo, “detestaba el abuso de poder”.

 

 

Bush fue una de las personas escogidas por el propio McCain para intervenir en la última de sus despedidas, celebrada en la Catedral Nacional de Washington, junto al ex presidente Barack Obama (2009-2017) y el ex secretario de Estado Henry Kissinger, entre otros.

 

 

“Sobre todo, John detestaba el abuso de poder. No podía soportar fanáticos y déspotas fanfarrones”, aseguró el ex mandatario, con quien McCain compitió en las primarias republicanas para ser candidato a la Presidencia en 2004.

 

 

“Fue honesto, sin importar a quién ofendiera. Y los presidentes no fueron perdonados”, apuntó, en alusión a la ferviente pelea que McCain desplegó por sus ideales y por Estados Unidos a lo largo de su carrera política.

 

 

Bush destacó el “respeto” del senador republicano hacia “la dignidad inherente en cada vida, una dignidad que no se detiene en las fronteras y que no puede ser borrada por los dictadores”.

 

 

“Era honorable, siempre reconociendo que sus oponentes todavía eran patriotas y seres humanos. Amaba la libertad con la pasión de un hombre que conocía su ausencia”, agregó Bush, en alusión al tiempo que McCain pasó como prisionero de guerra en la Guerra de Vietnam.

 

 

Por su parte, Obama (2009-2017) dijo que el senador lo hizo un “mejor presidente” y estaba en “su mismo equipo” para lograr un mejor país, pese a sus sabidos desacuerdos.

Dejar un Comentario