No más gatopardismo

Han pasado ya algunas horas desde que los nuevos gobiernos asumieron sus responsabilidades en los ayuntamientos o en el Congreso del Estado.

 

 

La esperanza de mejorar, está latente, como en cada cambio de administración. Total, dicen los ciudadanos, lo mejor será esperar del hoy y el mañana, que el pasado definitivamente no volverá.

 

 

Y aunque los terroristas ya le dieron “la bienvenida” al nuevo gobierno municipal, con varios muertos a estas alturas, existe la inquietud entre los habitantes de este pedazo de patria de que habrán de encontrarse las salidas en este oscuro y violento túnel.

 

 

Y es en esa visión que llama la atención cómo muchos ciudadanos ven con preocupación la pluralidad de ideas que se vive al interior del Cabildo cajemense, al grado de que desde la primera sesión el regidor Rosendo Arrayales Terán hizo uso de su libertad para expresar su desacuerdo con los nombramientos que iban a hacerse.

 

 

Siempre rebelde, como es su naturaleza, supo plantear su visión ante lo que se supone es la imposición de piezas claves en el organigrama municipal, pero sin haber tenido el suficiente tiempo los ediles para conocer acerca de sus historias de vida.

 

 

Y, eso, aquí y en China, se llama democracia. No por pertenecer a un grupo político determinado se tiene que pensar del mismo modo. Jamás un poderoso debe imponer sus ideas sólo porque, como coloquialmente se dice, tiene el sartén por el mango.

 

 

Pero hay quienes se asustan de la pluralidad porque siempre han vivido atados al presupuesto y hasta atacan y denigran a quienes suelen oponerse a quien los alquila.

 

 

Ojalá y en este Cabildo siga escuchándose la voz de quienes piensan diferente. Y ojalá también que Sergio Pablo Mariscal Alvarado sepa escuchar esas otras voces y no trate de imponerse e imponer ideas sólo porque es “el jefe”.

 

 

Si algo caracteriza a quienes militan en la izquierda es que les gusta el respeto a sus pensamientos. Y, en este caso, se les exige lo mismo.

 

 

Si por algo la sociedad votó mayoritariamente por ellos es porque desea un cambio y no más del rancio priismo que cuando perdía, arrebataba, como en Jalisco.

 

 

Por ejemplo, me ha gustado la posición de la alcaldesa de Navojoa, María del Rosario Quintero, en el sentido de que no será juez y no juzgará a nadie, pero en su momento todos aquellos desvíos detectados a la anterior administración tendrán nombre y apellido.

 

 

Como debe ser. La impunidad no debe ser ya símbolo de los nuevos tiempos. Si las nuevas autoridades quieren en verdad sobresalir y pasar a la historia, deberán atacar los malos manejos y corrupción de sus antecesores.

 

 

De otro modo, no se explicarían sus discursos de cambio y transformación de cuarta que por todos lados andan proclamando.

 

 

Aunque de la verdad a los hechos hay un gran trecho, tienen tres años para demostrar que no fueron sus palabras puro “jarabe de pico”.

 

 

Es en serio que los ciudadanos desean cambios. El gatopardismo que algunos quisieran ya no es válido y quien así lo quiera imponer, en su salud o hallará.

 

 

Comentarios en: [email protected]

1 Comentarioen este Artículo

  1. Es usted un periodista muy parcial, ¿porque no critico en su momento el nepotismo de las anteriores administraciones? se ve que usted es un priista ardido lo mismo que este periodico afin al PRI, porque no señala que la gobercagada tiene olvidado a cajeme, siendo que fuimos la diferencia de votos por el agravio que recibimos del gobierno de padres y seguimos igual en este gobierno estatal, para muestra la gobercagada fue a Navojoa a dar la bienvenida ala nueva administracion y otros acontecimientos.

    Responder

Dejar un Comentario