Niegan concesionarios chantaje al Estado

Niegan concesionarios chantaje al Estado

La solicitud de aumento es una necesidad, asegura Javier del Río

 

 

 

Fabiola Navarro

Ante la respuesta del Gobierno del Estado a los concesionarios, a quienes se les negó la posibilidad de aumentar la tarifa del transporte urbano a 15 pesos y les advirtió que “no cederá a chantajes”, Javier del Río dijo que se trata de una necesidad, ya que se ha vuelto incosteable mantener las empresas debido al aumento constante del diésel.

 

 

“ No es chantaje, es una necesidad. Lo que buscamos es una manera de cómo seguir manteniendo esto, para nosotros se nos ha complicado la operatividad, los compromisos financieros que traemos, los diferentes rubros en los que aplicamos el dinero, no nos alcanza. El diésel nos ha subido del año pasado hasta la fecha unos 4 pesos. El talón de aquíles es el diésel para nosotros porque nos está absorbiendo alrededor del 55 al 60 por ciento, es muy difícil mantener la operatividad así”, indicó el presidente del consejo administrativo de la empresa Transporte Moderno de Obregón (Tramo).

 

 

Dijo que aun cuando no se llegó a algún acuerdo con el Gobierno, seguirán intentando dialogar, pues como concesionarios no se pueden comprometer a mejorar el servicio, si el Estado no les da los apoyos para lograr una tarifa sustentable.

 

 

Del Río señaló que si bien la operatividad del servicio les resulta incosteable, la mayoría de los concesionarios son adultos mayores que difícilmente pueden dedicarse a otra actividad y deben buscar la manera de seguir manteniendo a sus familias.

 

 

Por lo pronto se reanudó el servicio para no seguir afectando al usuario, puntualizó.

Dejar un Comentario