“Nada con el PRI y nada con el PAN”

“Nada con el PRI y nada con el PAN”

A Etchojoa no le ha ido bien conningún Gobierno: alcalde electo

Por: Gerardo Armenta

Tercera parte

“Yo le apuesto a la honestidad y a la transparencia”. Por eso, al recordar su paso por dos partidos políticos, Jesús Tadeo Mendívil Valenzuela, alcalde electo de Etchojoa, afirmó categórico:
“Nada con el PRI y nada con el PAN”.
Reconoció en una entrevista que hoy está con Morena.
“Espero que no me decepcione”, añade.
Explica que a la gente de Etchojoa no le ha ido bien con ningún Gobierno. Señaló: “Aquí hay mucha gente que coincide con las izquierdas”.
Y definió:
“Etchojoa se cocina aparte”.

-¿Qué deben esperar los
etchojoenses del próximo
Gobierno municipal?
-Yo le pido paciencia a la gente. Qué confíen en uno. Ya confiaron al darnos su voto. Y ojalá nos aguanten un poquito mientras empezamos a hacer las cosas.
-Usted planteó en otra parte de esta plática que quiere ser un presidente distinto en Etchojoa…
-Voy a serlo. Voy a ser distinto a todos los demás alcaldes. Pese lo que pese. Vamos a lograr grandes cosas. A lo mejor, como te decía, Gerardo, vamos a tener cierto descontento con la gente porque no fueron empleados en su momento. Después resolveremos eso. Pero yo creo que el resultado final va a ser positivo. La gente va a estar contenta. Este proyecto de Morena rebasó a todos los liderazgos. No había nadie que moviera a la gente. Estaban hartos de más de lo mismo. Por más líder que fueras, y que le dijeras a los ciudadanos que ahora sí le harías la carretera, se quedaron en un proyecto con el voto castigado.

-¿Influyó esa circunstancia
en el resultado de la elección?
-Yo creo que a eso es lo que nosotros le debemos el resultado electoral. Tenemos que generar un cambio. Y si no lo hacemos, seremos también más de lo mismo. Pero esta es no es mi intención.

-¿Cuál es su intención?
-Etchojoa es uno de los municipios con más problemas por las diversas carencias que muestra. La gente no tiene trabajo. Aquí trabajas en el Ayuntamiento, eres agricultor o eres maestro. Y nada más.
-En efecto, Etchojoa es un Municipio social y económicamente difícil. En este contexto, ¿usted realmente va a ser un alcalde diferente?
-Voy a iniciar, Gerardo, con el firme propósito de transformar a nuestro Municipio.

-¿Cómo?
-Quiero hacer un Municipio que realmente tenga capacidad de respuesta para la gente. Voy a correr el costo político que tenga esto. Pero yo creo, y tengo fe, que en seis o siete meses las cosas ya van a agarrar su nivel. Voy a empezar con ciertos detalles. Ojalá la gente me entienda y me evalúe al año o al año y medio de gestión. Voy a entrar con un plan de despedir gente.

¿Despedirá usted a mucha gente del Ayuntamiento?
-Como dije: habrá ciertos casos que tendremos que analizar y aplicar sentido común. A lo mejor se trata de un discapacitado que tiene ocho años trabajando. La gran mayoría de los que entraron el 2015 deben salir pronto. Los sindicalizados son gente que tiene muchos años trabajando en el Ayuntamiento. Creo que son parte de los que conocen el funcionamiento de su quehacer. A los jubilados no los puedo tocar. A lo mejor hay gente que tiene mucho conocimiento sobre la forma de operar del Gobierno municipal que entraron en 2013, o en 2014, e inclusive en 2015. En estos casos se trataría de elementos que habría que rescatar.

-¿Cabe pensar que en Etchojoa
sí hay empleados municipales que conozcan realmente su trabajo?
-Debe haberlos.

-¿Es usted político?
-No me considero así. Pero quizá me contradiga.

-¿Por qué?
-Porque ando en esto. Pero si por ser político entendemos a alguien que le sirve a la gente, pues entonces sí lo soy. Pero no soy un político tradicional.

-¿Cómo es el político tradicional?
-Es el que sólo anda buscando posiciones y más posiciones.

-¿Entonces usted no busca
posiciones?
-A mí todo el tiempo me ha gustado estar del lado de la mesa donde se toman decisiones.

-¿Cómo son sus decisiones?
-Yo tomo decisiones correctas. Nunca actúo por iniciativa propia.

¿Y cómo le hace para ser así?
-No soy unilateral a la hora de tomar decisiones. Consulto a quien tenga que consular. Soy recio cuando creo que tengo la razón. Si se me comprueba lo contrario, nos vamos con lo que se me dice. Porque muchas veces, por políticas o por grillas, pretenden no dejarte avanzar en algo de lo que estás convencido y de lo que puedes convencer a la mayoría.

-¿Así es su estilo?
-Así es mi estilo de hacer las cosas.
-En consecuencia, ¿usted sabe escuchar?
-Sé escuchar antes de tomar una decisión. Yo no soy tan bueno para resolver en lo inmediato. A mí me gusta dejar que las cosas se enfríen un poquito. Y de este modo disponer de un panorama más claro.

-¿Cómo llega usted a esta segunda incursión política suya por la Alcaldía de Etchojoa?
-En 2015 participamos por primera vez. Veníamos de estar en el Distrito de Riego. Del 2009 al 2015 estuvimos como presidente de la Sociedad de Usuarios del Distrito de Riego. Y me nace la inquietud de llegar a la Presidencia Municipal después de ver que no se hacían muchas cosas. Nosotros hemos ayudado a mucha gente. Todo el tiempo hemos estado al pendiente de las personas que realmente ocupan el apoyo para algo. Yo veía la ineficacia del Ayuntamiento de Etchojoa que no daba respuestas. Me daba cuenta de que seguíamos viviendo en condiciones cada vez peores. Era indignante ver cómo vive la gente en Guayparín, en Buaysiacobe. Hablo de muchos de estos pueblos que realmente te da lástima verlos. Pero allí están. Y no se quejan tanto.

-¿Usted realmente conoce
bien Etchojoa?
-Tengo 48 años aquí.
-¿Tal es su edad?
-Es mi edad.

-¿Usted es de aquí?
-Yo nací en Navojoa. Pero aquí estudié kínder, primaria y secundaria. La prepa la hice en Navojoa. La universidad la hice en Obregón en el ITSON. Mi matrícula es 20592. Licenciado en Administración. Yo originalmente entré a estudiar Ingeniería Civil. Me gustaba.

-¿Por qué dejó esa carrera?
-Porque el tema era que yo iba a ser agricultor.

-¿Cómo está eso?
-Yo soy hijo único varón de una familia de agricultores. Mi’apá me decía: “¿Y a dónde te vas a ir?” No había la carrera de Agronomía. Y el tema también era que tenía que estar en Obregón porque allí estaban mis hermanas. Yo era el que las cuidaba. Entonces me dije: “Si yo voy a ser agricultor, para qué me voy a quebrar la cabeza”. Y entonces pensé en buscar otra profesión. Para entonces ya veía que la administración de empresas, que los recursos humanos. Y me cambio de carrera. Hago un año de Ingeniería Civil y me cambio a licenciado en Administración. Allí estuve cuatro años en Obregón. Y aquí estamos desde el 94. Un año antes de entrar a la universidad trabajé como mayordomo. Al salir de la prepa me fui como ayudante de mi papá en el campo. Y por allí mi’amá me decía: “¿Sabes qué? Estudia, estudia, estudia”. Y me gustaba estudiar. Y por eso me fui a Obregón del 90 al 94.

-Entonces, ¿usted conoce
realmente Etchojoa?
-Como la palma de mi mano.
-¿Tanto así?
-Conozco cada rincón del Municipio. Y esto me sirvió en las campañas electorales. A lo mejor antes no había necesidad de ir a ciertos pueblitos. Pero los hemos ido conociendo. Por eso digo que el tema de Etchojoa lo conozco al 100 por ciento. Desde Bacame hasta Siabampo. Conozco las nueve Comisarías. Conozco todas las delegaciones. Todas sus regiones. La cabecera municipal. El trabajo lo vamos a hacer con la gente y para la gente.

-¿Cómo integrará su equipo
de trabajo?
-Hemos empezado con el proceso de entrega-recepción. Queremos ver los espacios que hay. Queremos buscar los perfiles entre la gente que pertenece al proyecto. Ya tenemos 50 ó 60 por ciento de colaboradores acomodados. Pero seguimos platicando. Hacemos listas. Vemos ciudadanos. Vemos quién estudió y quién no lo hizo. Buscamos quién nos puede ayudar como brigadistas. Tenemos que sacar la información real de cada una de las delegaciones. Tienes 10 personas encuestadoras. Y les dices: “Quiero saber cuántos adultos mayores están en el programa”. O bien: Cuántas madres solteras hay en una determinada comunidad. O quiénes no tienen vivienda.

-¿Información de primera mano?
-Sí. Hoy ese trabajo lo hacen 600 gentes. Son los brigadistas de que te hablo.

-¿Su papá Judas Tadeo
Mendívil fue un gran personaje?
-Fue un gran personaje.

-¿Dirigente campesino?
-Mi’apá fue un luchador toda su vida. También le tocó estar donde se tomaban decisiones. Tuvo cargos en el Distrito de Riego donde estuvo un año. Allí quedó trunca su gestión por cosas del destino.

-¿Su papá hizo política partidista?
-Participó en el 97 en una famosa negociación que se hizo en tiempos del gobernador Armando López Nogales. Fue cuando el PRD ganó desde Guaymas hasta Huatabampo. Mi’apá ahí se fue en la bola.

-¿Qué quiere decir con
esa expresión?
-La Alcaldía de Etchojoa la ganó Guadalupe Morales. Mi papá fue candidato por el PRI. Y yo entonces juré no volver a votar por el PRI. Nos peleamos. La historia por la que estoy ahora en Morena es porque el destino me ha ido sacando o abriéndome los ojos para decir que yo no volvería a votar por el PRI.

-¿Usted fue priísta realmente?
-Yo fui priísta desde mi nacimiento. Empecé a participar con mi papá apoyando a los priístas. En esa campaña de que hablo estuvimos trabajando un grupo. Inclusive, yo me di cuenta de un pleito de mi papá con el Gobierno. Fue cuando tomé la decisión de nunca más en mi vida volver a votar por el PRI.

-¿Cuándo fue la última vez que
usted votó por el PRI? ¿Cuándo
su papá buscó la Alcaldía?
-Esa última vez fue en 2003, cuando Eduardo Bours.

-¿Qué pasó con usted después
de que rompió con el PRI?
-Mi papá murió el 2004. Fue entonces cuando nos quedamos un poquito como barco sin capitán. ¿Para dónde volteamos? ¿Qué hacemos? ¿Quién va a dirigir esto en lo político? Yo tenía seis años manejando el negocio familiar de la agricultura. En eso, mi tío Salvador Valenzuela contacta a los panistas. Y lo invitan a participar.

Dejar un Comentario