Minnesota sorprende a Golden State

Minnesota sorprende a Golden State

Karl-Anthony Towns ayudó a Minnesota Timberwolves a romper una racha de tres derrotas, su peor bache de la temporada, con 31 puntos y 16 rebotes, y los Wolves se aplicaron cerca del final para sacar una victoria ayer por 109-103 sobre Golden State Warriors, propinándoles su segunda derrota en fila ante la ausencia de Stephen Curry.

 

 

Kevin Durant terminó con 39 unidades y 12 rebotes por los Warriors, que para esta gira dejaron a Curry en casa a fin de que se recupere de una lesión de tobillo derecho y que el viernes perdieron 125-108 ante Portland.

 

 

Andrew Wiggins añadió 23 tantos por los Timberwolves, que perdieron un par de veces fuera de casa ante los campeones defensores Warriors antes en la temporada por un total de 37 puntos.

 

 

En retroceso en la tabla de posiciones de una súper competitiva Conferencia del Oeste, mientras Jimmy Butler se recupera de una cirugía de rodilla derecha, los Timberwolves necesitaban desesperadamente esta victoria en medio de un intimidante punto de su calendario.

 

 

Towns hizo sentir su presencia cuando más se necesitaba, encestando un triple con 5:54 minutos restantes para poner a los Timberwolves arriba 99-92 con su mayor ventaja desde el inicio del segundo cuarto. Aportó 14 puntos tan solo en el cuarto periodo, incluyendo un enceste a corta distancia a 2:18 minutos del final; otro tiro con 1:08 minutos por jugar; luego un enceste más después de haber fallado un disparo con 37,5 segundos restantes para ampliar la brecha.

 

 

Klay Thompson anotó 21 puntos por los Warriors, pero acertó apenas tres de 12 intentos de triples. Draymond Green sumó 10 unidades, ocho rebotes y siete asistencias, pero tuvo problemas defensivos ante Towns. Zaza Pachulia agregó 16 tantos y 11 tableros pero sin la chispa de Curry, los Warriors no fueron los mismos.

 

 

Los Timberwolves mostraron uno de sus mejores movimientos de balón desde que Butler quedó fuera, tomando una temprana ventaja que llegó a ser de 11 puntos en el primer cuarto. El entrenador Tom Thibodeau luego hizo debutar a Derrick Rose, en una alineación muy pequeña junto a Tyus Jones y Jamal Crawford, y, coincidentemente o no, los Warriors de inmediato tomaron el control.

 

 

Durante el periodo de 6:48 minutos en que Rose estuvo en el partido como escolta, los Timberwolves fueron superados 27-10.

Dejar un Comentario