Menudo susto que nos llevamos…

Menudo susto que nos llevamos…

… los que estábamos en la Arena del Stub HUB Center en Carson, California el fin de semana pasado, el anunciador dijo que había ganado Carlos “El Príncipe” Estrada, en total desconocimiento de quien estaba arriba del cuadrilátero, afortunadamente rectificó y le dio la victoria al “Gallito” Estrada, totalmente de acuerdo con esa victoria, hubo seis rounds para cada uno, no cabe duda que el de Puerto Peñasco es un peleador muy cerebral, primero no cayó en el garlito de enojarse por las declaraciones del sinaloense, quizás tardó en entrar en acción y le dejó la iniciativa a Carlos Cuadras, “Gallito” Estrada a partir del quinto asalto aprovechó que el de Guamúchil, Sinaloa empezó a abrir la boca y jalar aire, eso no fue muy bueno para el desenlace de la pelea, dice que lo agarró mal parado en ese golpe que lo mandó a la lona, pero jamás eso no fue cierto, fue un certero derechazo que impactó con todo a Cuadras y no pudo quedarse de pie.

 

 

Por otra parte Román “Chocolatito” González decepcionó a toda la arena, el 80% de los presentes eran nicaragüenses y estaban en apoyo con todo a su paisanos.

 

 

Y es que el “Chocolatito” es de los pocos deportistas que han sobresalido en el país centroamericano, súmele al más grande Alexis Arguello, y Dennis Martínez y párenle de contar.

 

 

Pero lo que más caló fueron las declaraciones del padre del “Chocolate”, pidiéndole que si quiere seguir en el boxeo tiene que regresar a las 112 libras, en las 115 hay mucho ‘monstruo’, aceptando que su hijo no tiene pagada ni cualidades para instalarse en esa categoría, “yo les pedí una gira de adaptación antes de pelear por un título, pero no me hicieron caso” dijo el papá.

 

 

Es que la decisión de retirarse es ahora del “Chocolatito”, el sábado lo dejó entrever después de que salió del hospital, nos tocó verlo bajar del cuadrilátero de su propio pie, pero en muy malas condiciones.

 

 

Siempre es grato asistir a un evento deportivo con personas que saben del deporte que te apasiona, y el señor Jesús Balmaceda y Jesús Cosío son expertos en la materia y muy grato intercambiar impresiones con este par de señorones, por cierto el señor Balmaceda se vino con una amistad en las alforjas de un tamaño incalculable, conoció a un director de escuela que lo dejó impresionado.

 

 

El Atlas está en el ojo del huracán, tuvo más de 15 días en las fechas FIFA para instalar su pantalla gigante nueva en el Jalisco y el mero día del juego, horas antes se ponen a instalarla con un imprevisto, el motor que la subía falló cuando apenas llevaba 7 metros de altura, el juego no se desarrolló, ahora el alegato es que Atlas debió de haber perdido el juego en la mesa por reglamento, en la semana sabremos que sucede en este caso.

Dejar un Comentario