Menores Infractores… Hijos de hogares violentos

Menores Infractores… Hijos de hogares violentos

Francisco Minjares

Las actividades delictivas de los niños y adolescentes de Cajeme están directamente ligadas con la violencia, abusos o falta de atención de sus padres o tutores, coincidieron autoridades en la materia.

 

 

En el Municipio los niños desde siete años de edad han cometido delitos como abusos sexuales contra otros menores, vandalismo, violencia escolar y consumo de drogas, por nombrar algunos.

 

 

Para que las acciones preventivas y de readaptación puedan tener un efecto real en los menores, es necesaria la participación activa y decidida de los padres de familia.

 

 

 

SON NIÑOS VÍCTIMAS DE SUS HOGARES
La subprocuradora del Menor y la Familia en Cajeme, Issa Morales Samayoa, dijo que los niños y adolescentes que son turnados a esa dependencia no pueden ser vistos como delincuentes, ya que son víctimas de lo que están viviendo en su hogar.

 

 

“Para nosotros ellos son víctimas; un niño, un adolescente que está cometiendo conductas delictuosas es una víctima porque algo le está faltando en casa y cuando comete esos actos, entonces empezamos el procedimiento y la investigación”, explicó.

 

 

Aun así, dijo que hay niños que están cometiendo delitos, como es el caso de dos menores de siete años de edad que quisieron violar a un niño de seis mientras documentaban el acto con una tableta electrónica el año pasado, el cual fue turnado al Ministerio Público para que tomara las acciones correspondientes una vez que se corroboró el abuso sexual.

 

 

En promedio la Subprocuraduría de la Defensa del Menor y la Familia recibe de cinco a diez denuncias a la semana, de las cuales el diez por ciento corresponde a niños y adolescentes menores de 13 años, principalmente hombres que están comiendo algún delito como vandalismo, violencia contra otros niños o bullying.

 

 

Los adolescentes de hasta 13 años de edad que estén cometiendo algún ilícito son puestos a hacer algún trabajo comunitario y se les abre un proceso, atención psicológica, entre otros, mientras que los de 14 a 18 años son sujetos a ingresar al Instituto de Tratamiento y Aplicación de Medidas para Adolescentes (Itama).

 

 

Para ayudar a detectar de manera temprana las actitudes violentas o delictivas en los menores, la subprocuraduría está realizando el Programa “Detección y Prevención del Maltrato Infantil en tu Escuela” en el que se busca crear conciencia entre estudiantes y docentes para poner la denuncia, que puede ser anónima, en caso de que vean que algún niño esté siendo abusado y pudiera encaminarse hacia las actitudes criminales.

 

 

 

POCA PARTICIPACIÓN DE LOS PADRES DE FAMILIA
La directora de Programas Preventivos de la Secretaría de Seguridad Pública de Cajeme, Micaela Rodríguez Zamora, dijo que la participación de los padres de familia en la prevención del delito y consumo de drogas es muy poca en las escuelas.

 

 

“Por cada 500 estudiantes que nosotros tratamos tenemos a lo mucho la participación de 50 padres de familia, eso es muy poco”, aseguró la funcionaria local.

 

 

Destacó que la dependencia que ella preside brinda capacitaciones mediante diez lecciones a los estudiantes de nivel básico para blindarlos contra las drogas y ayudarlos a tomar buenas decisiones, además que hacen acciones como la operación mochila en donde han encontrado tijeras de punta, cutter, cortauñas, desarmadores, acetonas, entre otros artículos.

 

 

“En sí drogas no hemos encontrado en las escuelas”, aseguró la funcionaria, ya que ésta principalmente se distribuye en las colonias y no cerca de las autoridades educativas y de Seguridad Pública.

 

 

 

BRINDAN INFRACTORES TRABAJO COMUNITARIO
Parte de los 250 menores de entre 12 y 17 años que han sido presentados ante la Unidad Especializada para Menores de Cajeme, están subsanando las faltas administrativas por las que fueron presentados con un total de 20 horas de servicio comunitario los sábados.

 

 

La titular de la dependencia, Miriam Tapia, dijo que se tienen estos servicios comunitarios para ayudar a dar una mejor imagen a la ciudad y esto ayuda a reforzar las conductas positivas de los menores, quienes realizan cinco horas de servicio cada sábado.

 

 

Se presentan alrededor de 15 a 20 menores por semana, tanto hombres como mujeres, que van desde los 15 a los 17 años de edad y se está trabajando con los padres para hacer conciencia sobre la importancia de que hagan un servicio comunitario y acudan a una terapia psicológica.

 

 

“Quisiéramos que fueran más los que cumplieran; pero nos estamos dando a la tarea de concientizar a los papás para que a su vez ellos hagan conciencia entre sus hijos y los hagan ver que cumplan con esa medida por el acto o la acción que llevaron, tenemos un buen número pero quisiéramos que fueran más”.

 

 

En caso de que no acuden se llama a los padres de familia para saber por qué no se presentaron o se visita los hogares, además se buscan alternativas para quienes estudien o trabajen los sábados.

 

 

Por último, dijo que hay padres de familia que se muestran de acuerdo con esta actividad e incluso piden más horas de trabajo comunitario, lo cual aseguró es muy positivo.

 

 

 

BUSCAN EL BIENESTAR DE LOS MENORES
Las autoridades e instancias de Gobierno, así como organismos no gubernamentales, trabajan a favor de los menores y reiteraron que para que puedan prevenir los delitos o subsanarlos en caso que los hayan cometido, es indispensable la participación del núcleo familiar.

Dejar un Comentario