Lunes rojo

Lunes rojo

La ola de violencia está desatada en Cajeme: tres ejecutados, dos heridos y un “levantado”

 

 

 

Antonio Aragón

Un lunes rojo vivió de nuevo Cajeme, al darse tres ejecuciones, dos lesionados de bala y un “levantado”, en tres diferentes acciones. Las autoridades policiacas, estatales y federales, poco han hecho para frenar esta ola de violencia, que sigue creciendo.

 

 

 

EL PRIMER “AJUSTE”
La primera de las ejecuciones se registró en la colonia Beltrones y quien perdió la vida fue Román Ernesto “N”., de 39 años de edad, quien recibió varios impactos de bala calibre 40 cuando se encontraba por fuera de su domicilio ubicado en calle Cerezos, al oriente del bulevar Las Torres en el primero de los citados asentamientos humanos.

 

 

 

LA AGRESIÓN EN LA 410
Las otras dos víctimas del segundo ataque armado, ocurrió en la Sóstenes Valenzuela (410) y fueron identificadas como Ramón “N”., de 46 años de edad, cuyo cuerpo quedó en una silla de ruedas, y Juan Ramón “N”., de 49, quien dejó de existir en una de las salas de urgencias de una institución de salud.

 

 

En este mismo ataque armado resultó herido de dos balazos Enrique M.

 

 

Las víctimas se encontraban dentro de un domicilio, ubicado sobre la calle Monterrey y Paseo Miravalle.

 

 

 

EN LAS HACIENDAS
La otra agresión ocurrió en el fraccionamiento Las Haciendas, donde un desconocido fue baleado cuando se encontraba en las calles Santa Natalia y Santa Esperanza.

 

 

Por otra parte, antes de las ocho de la noche, tras una persecución fue baleado un hombre, cuya identidad se desconoce. El hecho se dio en calles Monterrey y Paseo Miravalle, en la 410.

 

 

 

“LEVANTÓN”
De la misma manera, en calles Luis Vallarta, entre Coahuila y Tabasco, fue levantado Eliezer “N”., al parecer los responsables fueron tres sujetos. Hasta el cierre de edición se desconocía su paradero.

 

 

CLAMOR CIUDADANO
En tanto la violencia sigue a la alza, la ciudadanía está solicitando a la autoridad mayores acciones de parte de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP), cuyo desempeño ha dejado mucho que desear.

 

 

Igualmente, al incrementarse la inseguridad, se prevé que septiembre sea uno de los más sangrientos, tomando en cuenta que en julio y agosto sumaron 66 ejecuciones y ninguna ha sido resuelta.

Dejar un Comentario