Localizan a maestra extraviada

Localizan a maestra extraviada

Mónica Miranda
Víctima de un lapsus mental por el padecimiento de depresión grave y bipolaridad que padece desde hace 12 años, María del Rosario Robles Peralta de 52 años salió de su domicilio en la Colonia Misión del Real el pasado lunes 23, influenciada por la crisis de depresión que la había atacado en ese momento.

 

 

Desde entonces su esposo, Javier Martínez la buscaba desesperadamente en colonias cercanas y por medio de operativos que solicitó a Seguridad Pública Municipal.

 

 

Después de una búsqueda por redes sociales, solicitudes de apoyo a medios de comunicación y autoridades estatales, la tarde del jueves la maestra María del Rosario fue localizada en la Colonia Bachoco al norte de Hermosillo.

 

 

La mujer se encontraba desorientada y con signos de deshidratación, de acuerdo con versión de los familiares, pistas de la ciudadanía ayudaron a dar con el paradero de la señora de 52 años.

 

 

Luis Martínez hijo de María del Rosario agradeció a los hermosillenses que compartieron los avisos sobre la búsqueda a través de Facebook.

 

 

Con voz quebrada, a punto de romper en llanto, dio gracias a Dios por haberla encontrado sana y salva “fue un mal momento, pero gracias a Dios ya la tenemos con nosotros”, expresó.

 

 

“Gracias por compartir los comunicados, ella se encuentra bien en estos momentos, se encuentra estable”.

 

 

La maestra fue trasladada al Hospital General del Estado donde se valoró su estado de salud, descartando cualquier padecimiento grave, a consecuencia del extravío de tres días.

 

 

Los próximos días se mantendrá bajo el cuidado y supervisión de los familiares, quienes por el momento prefirieron no interrogar a la mujer sobre lo vivido el lunes pasado por la tarde, cuando desapareció hasta este jueves, por temor a una recaída emocional.

 

 

María del Rosario sufre de depresión grave y bipolaridad que padece desde hace 12 años, padecimiento que contrajo debido a una falla de glándulas en su organismo que dejaron de producir hormonas, lo que impidió el correcto funcionamiento de su cerebro.

 

 

Pasados tres días sin noticias de la maestra, la angustia de los familiares creció al punto de ir a la Secretaría de Seguridad Pública Estatal para solicitar el helicóptero de la dependencia y sobrevolar la ciudad para detectar alguna señal de su paradero.

Dejar un Comentario