Lo reitero: con la partida repentina de Gilberto Parra Medina…

Lo reitero: con la partida repentina de Gilberto Parra Medina y el retiro de Orlando “Siri” Salido, el puesto de ídolo quedó vacante. Sabemos que hay un déficit de boxeadores que den espectáculo en Cajeme, todo sumado a la falta de funciones y de roce profesional de pugilistas en la región. Me ponen el ejemplo de Hermosillo, donde la unión de manejadores hace funciones periódicamente para que sus muchachos adquieran experiencia, pues si no pelean, nunca tendrán una verdadera oportunidad.
Coincido con muchos entrenadores, aficionados y gente de box: la mesa está servida para que José “Pitayito” Vega se ponga la capa de ídolo, sólo es cuestión de que él quiera hacer las cosas. Le prometió una cosa a Gilberto Parra y esa promesa fue que iba conquistar el título del mundo e iba con dedicatoria hasta donde esté el ídolo de Pueblo Yaqui. Es hora de que “El Pitayito” empiece a tomar en serio el box, ya basta de fiesta y de no hacer del pugilismo una religión. Está en el momento justo, donde puede enderezar el camino. Vamos a aportar nuestro granito de arena para que este sueño se cumpla. Veremos en unos meses resultados, seguramente. Francisco Cervantes es un convencido de que “El Pitayito” puede llegar: la clave es la disciplina y nada más. Por el momento es lo que se ocupa, así que a echarle ganas, mi amigo José.
El próximo domingo arranca el pesar para México. Soy un convencido de que la Selección, dirigida por Juan Carlos Osorio, no trae nada en la maleta y que este Mundial le va pasar de noche. Más que nunca se ve que no hay de dónde se le pueda ganar a Alemania. Ojalá y me equivoque, pero la verdad, es muy difícil.
En cuanto a la fiesta en la que varios seleccionados estuvieron inmiscuidos, la verdad es vergonzoso cómo a la prensa nacional le da tanta importancia a una bola de jugadores que no aportan nada para México; en cambio, peloteros que están haciendo un gran papel en la gran carpa de beisbol les pasa de noche. Ejemplo claro: Christian Villanueva, el tapatío está rompiendo Liga Nacional y va que vuela para Novato del Año, pero la prensa le da más importancia a lo que hace una bola de malos, que no dejan ningún beneficio a la niñez y a la juventud. Y lo peor de todo es que todavía se hacen los ofendidos. En fin, así es esto el futbol: es religión para los medios del centro del país, cuando en México se juega gran beisbol.
En cuanto a lo que hace Halcones en el Circuito de Baloncesto de la Costa del Pacífico (Cibacopa), les quedan dos juegos en casa que serán cruciales para sus aspiraciones a la postemporada, pues tendrán que emplearse a fondo y buscar ese par de victorias. Vamos a ver cómo responde la gente en casa y le hacen una buena entrada para apoyarlos y se den las cosas a favor.
Esperemos que la gente que dirige Gustavo “Chino” Pacheco se ponga las pilas y entre a postemporada con la firme convicción de refrendar el título del año pasado.
El problema es que acabando esta serie, el equipo local no contará con Israel Gutiérrez. Si el equipo de casa sigue avanzando podría jugar la final, o antes, depende de su compromiso con la Selección Nacional.

Dejar un Comentario