Lo que mal empieza mal acaba…

Por: Joel Luna

Lo que mal empieza mal acaba. La pésima planeación de la escuadra local derivó en una nueva eliminación. La directiva de Ciudad Obregón no ha dado explicaciones de su proceder, el porqué tanta contradicción a lo largo de la temporada. El fichaje de Pablo Ortega molestó bastante al grueso de la afición; de ahí empezaron los problemas.
Al final de cuentas, el equipo es una empresa; ellos lo ven así. La afición lo ve de otra manera. El jueves pasado los hechos que se vivieron en el NEY fueron muy cuestionados por parte de un grupo de aficionados que, molesto, expresó su sentir. Bien o mal, lo hicieron; la directiva mandó seguridad. Dicen ellos que los fotografiaron y que los quisieron reprimir; eso no me consta. Lo que sí es cierto es que no es manera. Ofender a alguien no lleva a nada bueno; las cosas se arreglan de otra forma.
En fin, esperemos que el equipo recomponga su proceder y que en un futuro tenga en cuenta que las decisiones que toman afectan o benefician a los que los tienen como uno de los equipos más queridos de México; el aficionado, que a final de cuentas es quien hace que el espectáculo se complemente.
La temporada se acaba este fin de semana; las candilejas del NEY no prenderán hasta octubre próximo, otra vez en espera que el único espectáculo deportivo que espera la gente regrese.
Pero no hay que olvidar que Halcones es el actual campeón del CIBACOPA, el equipo que pelea jugar en el CUM y espera repetir a la mayoría de extranjeros y redondear con una plantilla de nacionales de primer nivel. Rafael Lira y Daniel Paredes están trabajando desde ya para que las cosas salgan de primera esta nueva temporada. La verdad, el equipo con apenas dos años en el circuito quedó campeón, qué más se puede pedir a una directiva que hizo hasta lo imposible por darle la satisfacción a la gente en Ciudad Obregón. Ahora falta ver que se confirme lo bien hecho.
La actividad deportiva de la región culmina este próximo jueves con par de duelos de título en la ULSA Noroeste. Abel Jaramillo, coordinador del futbol rápido de esa casa de estudios, estará de manteles largos.
El 2018 será de mucha actividad deportiva, tanto local, como internacional. Se viene un Mundial muy cuestionado, en medio de acusaciones de corrupción de la FIFA, donde todavía se sigue investigando al organismo internacional.

Dejar un Comentario