Llega una Katy Perry más genuina

Llega una Katy Perry más genuina

En sus inicios era una chica divertida y provocativa, con un cambio de look cada fin de semana y temas que no bajaban del número uno en los charts. Lo que Katy Perry no mostraba eran sus pensamientos suicidas.
“Tengo tantas ganas de ser Katheryn Hudson que hay veces en las que ya no quiero verme como Katy Perry”, confesó el año pasado, entre lágrimas, en el programa de YouTube “The Therapist”.
Aquello fue una revelación que explicaba su nueva etapa, esa en la que cambió los colores pasteles y letras sensuales por un estilo más personal y letras con un compromiso social: En contra de la misoginia y sexismo que padeció, la cantante californiana.
“He estado detrás de esa cortina y no puedo volver a ello. He sido la reina de la provocación, hacía todo con un guiño, ahora quiero tener más propósito”, declaró a una revista.
La intérprete saltó a la fama gracias a temas como “Hot ‘n cold” o el controvertido “I kissed a girl”, con los que creó una imagen que cada vez le fue exigiendo más. Ahora, después de cumplir 33 años de edad, Perry adjudica su cambio al proceso de maduración en el que se encuentra y a sus ganas de liberarse.
La música de su nuevo álbum “Witness” refleja lo que estaba pasando. Su tema “Hey, hey, hey”, menciona: “Soy femenina pero sigo al mando, crees que soy frágil pero no puedes romperme”. El abandonar a la antigua chica, también le trajo dejar de ser la Katy que lograba posicionarse en el número uno, como en aquel 2011 en que seis sencillos de un mismo álbum obtuvieron ese sitio en los charts.
Sin embargo, pese a que la recepción de “Witness” no fue la misma, el quinto álbum logró posicionarse en el número uno del Billboard 200 y la llevó de gira mundial con 114 fechas programadas que la traerá a la capital hoy y mañana, a la Arena Ciudad de México.

Dejar un Comentario