Ley del veto y los distractores

Ley del veto y los distractores

Por: Francisco González Bolón

En función de que nuestros tres lectores nos envían muchos temas para comentarlos en este espacio, procuraremos ser breves en cada uno de ellos.
En primer lugar, una dama nos pide estar atentos a todos esos temas en que los legisladores amenazan con meter a la opinión pública, como por ejemplo la legalización del aborto, eutanasia, adopción y matrimonio a parejas del mismo sexo.
Sin duda, abordar esos temas en los escenarios legislativos permitirá alcanzar una sociedad más madura y, sobre todo, responsablemente informada sobre temas que a veces pareciéramos sacarle el bulto porque en las discusiones nunca llegan a puerto alguno.
Pero el problema es que, de acuerdo a los enterados, con la aparición de esos temas a estas alturas del partido, lo único se busca es distraer a los ciudadanos para, a hurtadillas, legislar sobre la iniciativa del veto a las leyes que el próximo Congreso del Estado pudiera generar y que en nada le convienen a la actual “nomenklatura” de Sonora.
Por ello, sostienen, es necesario estar más que atentos a los pasos que pudieran encaminar a los “legislineadores” a escuchar una sola voz a la hora de pretender ponerle freno a iniciativas que le darían a la sociedad mejores perspectivas de participación en el quehacer público y que, por supuesto, a los que mandan en esta región pudiera provocarles escozor.
Si lo que se pretende es desde ahora atentar contra el equilibrio de los poderes, como lo han acostumbrado PRI y PAN por tanto tiempo, será mejor decir a sus promotores que se enfrentarán a una sociedad que ya ha despertado, quieran o no reconocerlo.
Hoy no está el horno para bollos y será mejor que aprendan a vivir en la pluralidad y a ser una oposición responsable o de nueva cuenta serán borrados del mapa político por quien hoy ha demostrado tener el sartén por el mango: el pueblo.

NEGOCIOS SUCIOS
Al interior de la empresa Tec Med, sospechosamente beneficiada con la concesión del servicio de recolección de la basura, ya le están viendo enormes defectos.
Lo primero que se ventiló, fue el exceso en el trato a los empleados, a los que busca explotar sin pagarle las horas extras correspondientes.
Y ahora, ya se habla de que comienzan a aflorar las deficiencias de su equipo automotriz, de tal manera que han dejado de prestar en forma adecuada la recolección y el panorama de suciedad que ha invadido a Cajeme en los últimos años, comienza a ser más evidente.
A su vez, los comerciantes tienen puesto el dedo en el renglón para que se transparente todo lo relacionado a la concesión de los parquímetros en el centro de la ciudad.
El hecho de que la empresa Arbella Parking haya resultado más fantasma que Gasparín, ha alborotado la bitachera, sobre todo por el terrible sospechosismo de que se trata de un ex funcionario municipal, hoy ascendido a diputado plurinominal, el que buscaba ser el beneficiario de esta concesión a todas luces fraudulenta.
Han sido, dicen los lectores que envían sus comentarios, negocios sucios, no solamente porque se trata de la basura sino por la forma en que quieren verle la cara a los ciudadanos y se disfrazan de ovejas cuando en realidad son los lobos de la corrupción.
Es tiempo, ahora sí, de otro Sonora ya.
Para comentarios: [email protected]

Dejar un Comentario