Lavado de carros es lo de Daniel

Lavado de carros es lo de Daniel

  •  Tiene desde 1996 ejerciendo esta labor en el Centro de Obregón

Por: Oviel Sosa

Existen trabajos que con el paso de los años for­man parte de la rutina diaria de las personas, y Daniel Félix Apodaca por más de dos décadas ha desempeñado la labor de lavacarros.

En Cajeme existen 125 perso­nas reguladas por el Programa Lavacarros, que se implementó en el 2003 por parte del Ayuntamien­to a través de Seguridad Pública, informó Alberto Eliazar Encinas Vivian, coordinador de dicho plan.

Alrededor de Palacio Munici­pal son alrededor de 25 trabaja­dores del oficio, añadió.

Uno de ellos es Daniel, quien ocupa el espacio que se localiza por la calle Allende, entre So­nora e Hidalgo, a un costado de Catedral.

“Yo empecé a lavar carros en 1996. En aquel entonces pedí chance de chambear y aquí me quedé, gracias a Dios”, comentó.

En la actualidad tiene 43 años de edad, de los cuales más de la mitad ha trabajado como lavacarros.

Su jornada laboral comprende nueve horas diarias. Inicia a las 7:00 y termina a las 16:00 horas, de lunes a domingo.

El salario mínimo aprobado a partir del 1 de enero es de 102.68 pesos diarios; Daniel, por su parte, gana de 300 a 400 pesos por día.

“Se cobra 30 pesos carro chi­co y 40 el grande, pero igual si la gente no trae lo dejamos en 20. Hay días que puedes sacar hasta 800 pesos”, compartió.

Daniel es casado y tiene tres hijos, a quienes lleva siempre en su mente y corazón, pues signi­fican el motor que le inyectan ánimo y energía para afrontar su día a día con entusiasmo.

“Tengo un varón de 21 años y dos mujeres: una de 17 y otra de 14. Todos están en la escue­la, pues la mejor herencia que le puede dejar uno a los hijos es el estudio”, manifestó.

Daniel toma el trapo, lo moja y limpia los automóviles con esme­ro. La gente que acude seguido a ese sitio lo ubica e identifica. “El Dani”, como le conocen, se condu­ce con respeto; además, le agrega un sentido del humor singular.

Dejar un Comentario