Inicia aventura para ver a un hijo

Inicia aventura para ver a un hijo

Salió de Honduras y se dirige a Tijuana, con miras a cruzar la frontera

Por: Oviel Sosa

Fernando Iván Urbina, de 41 años de edad, originario de Naco Cortez, Honduras, hace siete meses se aventuró con la firme intención de, montado en una bicicleta, recorrer miles de kilómetros, cruzar territorio mexicano y llegar a la frontera de Tijuana.
“Me inspiré en ciclistas que han hecho travesías a bordo de bicicletas y tomé el reto”, dijo.
A lo largo de su travesía ha luchado contra toda adversidad que pueden representar lugares geográficos complejos, como zonas montañosas; frío y calor, pero el viento en su rostro y los paisajes majestuoso que se topa en el camino le dan ánimo y fuerzas para seguir pedaleando.
El catracho compartió que hizo escala un mes en la península de Yucatán, donde se puso a trabajar para obtener un ingreso económico y seguir costeando el viaje, pero que de igual manera en su recorrido se ha topado con gente de buen corazón que lo han ayudado con comida y hospedaje.
“También he contado con el apoyo de personas muy generosas, muy nobles que han brindado respaldo”, expresó.
Tomando como ejemplo a ciclistas sudamericanos que han partido de Argentina y Panamá, dejó atrás su empleo de comerciante ambulante en su natal Honduras para aventurarse en el viaje, en el cual ha salido adelante, gracias al empuje, garra y corazón que le imprime a cada pedalada.
En la actualidad se encuentra en Ciudad Obregón, adonde llegó hace días. Pidió la ayuda en el Cuartel de Bomberos y le brindaron apoyo para que descansara y comiera. La meta que se ha trazado es llegar hasta Tijuana con miras a que la gente conozca su travesía y le ofrezcan facilidades para pasar suelo norteamericano y seguir con su trayecto poniendo la meta en Canadá.
Allá comentó tener un hijo que procreó hace años con una canadiense. Con el tiempo fue deportado y persigue el sueño de retornar para verlo; por eso en cada pedaleada dibuja en su mente el rostro de su vástago, factor que lo inspirada y le inyecta energía para seguir con su peregrinar.

Dejar un Comentario