La estadounidense Karen Keskulla Uhlenbeck se convirtió en la primera mujer en ganar el premio Abel, considerado el “Nobel” de las matemáticas, en la década y media de historia del galardón.

Uhlenbeck, de 76 años, fue premiada por sus “logros pioneros” sobre ecuaciones diferenciales parciales geomé­tricas, la teoría de gauge y los sistemas integrables”, así como por el “impacto funda­mental” de su trabajo en te­mas de análisis, geometría y física matemática, según el fallo difundido ayer en Oslo.

La Academia Noruega de las Ciencias y las Letras re­saltó que Uhlenbeck, adscrita a la Universidad de Austin (EU), es una de las fundado­ras del análisis geométrico moderno y que su perspectiva se ha implantado en las ma­temáticas y ha conducido a algunos de los avances “más espectaculares” en ese campo en los últimos 40 años.

El jurado destacó también que Uhlenbeck es “un modelo a emular y una firme defenso­ra de la igualdad de género en el mundo de las Ciencias y las Matemáticas”.

Nacida en Cleveland (EU) en 1942, Karen Uhlenbeck se graduó en la Universidad de Michigan y se doctoró en la de Brandeis, pero fue en la de Chicago, en la década de 1980, donde se convirtió en un refe­rente internacional.

El galardón está dotado con 6 millones de coronas norue­gas (703 mil dólares, 620 mil euros).