Provimi se proclamó campeón de la Liga de Beisbol de Itesca, al su­perar en dos juegos al campeón de la edición anterior Priosa Paileros.

Por: Armando Valenzuela

La pizarra final del segundo juego de la serie por el título fue de 10 carreras a 7, a favor de los dirigidos por Alejandro Ayala, en un encuentro que se inició la semana anterior y terminó este sábado 16 de marzo.

El encuentro se reanudó con el marcador 10-7 a favor de Pro­vimi, pizarra que se mantuvo hasta el final, dándole a la gente de Alex Ayala el campeonato.

Karim Blanco cumplió un re­levo de orejas y rabo de tres en­tradas, preservándole el triun­fo a Cristian Valenzuela, quien también actuó como relevista desde la primera entrada.

El encuentro lo inició por Pro­vimi Dagoberto Campoy, salien­do en el mismo primer episodio, con cinco carreras a cuestas sin retirar un solo out; le siguió el ganador Cristian Valenzuela, con un relevo de cuatro entra­das y terminó Blanco, con tres innings sin problemas.

Por Priosa abrió Manuel Pal­ma, serpentinero que tampoco pudo sacar out, y que fue casti­gado con seis carreras, le siguió Juan Armenta, quien cargó con el descalabro y terminó Cesar Castro.

Priosa abrió la primera entra­da anotando cinco carreras, al combinarse un error, una base por bola y cuatro imparables.

Trini Hernández remolcó una rayita con hit, Julián Richert otra con imparable, Iván López otras dos con doblete y Jorge Beltrán la quinta con elevado al jardín izquierdo.

Poco les duró el gusto, ya que en el cierre respondió Provimi con seis, dándole la vuelta al marcador, rally coronado con imparable productor de dos ano­taciones de Isaí Verduzco.

El encuentro se definió en la cuarta entrada, donde Provimi anotó tres carreras cuando la pi­zarra se encontraba empatada a siete, Eduardo Orduño produjo una con hit, Francisco Flores otra con elevado al central y He­riberto Campoy la tercera con imparable.

Al finalizar el encuentro, el alto mando del equipo Provi­mi, encabezado por Alejandro Ayala, designó a los lanza­dores Dagoberto Campoy y Cristian Valenzuela, como los jugadores más valiosos de la serie final.