La economía de Cajeme siguió la tendencia de estancamiento del 2018 durante el primer trimestre del año y la falta de apoyos federales a los emprendedores complica el panorama para las empresarias.Por: Francisco Minjares

La presidenta de la Asociación de Mujeres Jefas de Empresa (Ammje), María Eugenia García Ruiz, dijo que el año pasado fue malo y ese estancamiento continuó durante los primeros meses del 2019, y el que aún no se publiquen los programas de apoyo del Gobierno Federal, les golpea y enturbia el panorama.

“Estamos en una situación de detenimiento económico, de estancamiento. El 2018 fue un año muy difícil para los empresarios, los comerciantes. La economía sigue estancada, necesitamos que se generen estos apoyos, necesitamos saber cuáles son los puntos, los requisitos, todo eso, necesitamos que se nos dé una plática, ya lo solicitamos”.

García Ruiz explicó que asociación que ella preside tiene el objetivo de apoyar a las emprendedoras, quienes dependen de los programas de apoyo de los diferentes niveles de Gobierno para poder arrancar o ampliar sus negocios.

“Entre nuestros objetivos se encuentra el apoyar a las emprendedoras y hay mucha gente que no tiene ni con qué, no tiene cómo empezar un negocio, cómo iniciarlo, y si ya lo tienen, necesitan el recurso para ver cómo hacerlo crecer”, precisó.

Los apoyos federales para el emprendimiento también ayudarán a que haya circulante económico en la ciudad, ya que se crearán nuevas fuentes de empleo y autoempleo.

“Consideramos que con estos apoyos que se van a dar, otra vez se va a mover la economía, los empleos que tan necesarios son para nuestra comunidad”.

Los programas de apoyo y financiamiento para emprendedores lanzaban sus reglas a principios de año; sin embargo, empresarios e incubadoras de negocios siguen a la espera que éstas se publiquen.

“Estamos viendo que hay mucho apoyo social y es muy bueno que se esté dando, pero lo que estamos pidiendo es que vayan de la mano, que a nosotros como empresarios se den los apoyos que se requieren”, concluyó.