El presidente López Obrador aseguró que no planea reelegirse y adelantó que firmará un compromiso público como muestra, dijo, de su honestidad.
Esto luego que legisladores de Oposición advirtieron que Morena impulsó la denominada consulta ciudadana sobre la “Revocación de Mandato del Presidente” como una estrategia para las elecciones de 2021.

“Escuche el planteamiento que hicieron legisladores hablando de que era un ensayo de reelección (…) el lunes voy a poner aquí un compromiso de que no voy a reelegirme, firmado, tengo palabra, lo que estimo más importante en mi vida es mi honestidad, pero de todas maneras voy a hacer ese compromiso público”, afirmó en conferencia mañanera.

“Voy a decir que soy partidario de la democracia, que estoy de acuerdo con la máxima del sufragio efectivo no reelección, que soy maderista, que es uno de los hombres que más admiro, que como se le ha denominado así le llamo, el apóstol de la democracia y que no soy un ambicioso vulgar, que voy a servir, si lo decide el pueblo, 6 años, y que a finales del 2024 termino mi mandato, atentamente ya saben quién”.

La Cámara de Diputados aprobó ayer, por mayoría calificada, incorporar la revocación de mandato a la Constitución.

El dictamen establece que la revocación podrá ser convocada por el Congreso a petición del presidente, o por el 33 por ciento de cualquiera de las Cámaras o por al menos 3 por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores.

 

RECHAZA LÓPEZ OBRADOR ENTROMETERSE EN ELECCIÓN DEL PRI

El presidente Andrés Manuel López Obrador negó cualquier tipo de injerencia en el proceso de renovación de la dirigencia nacional del PRI.
En la conferencia matutina, señaló que es mucha la imaginación de sus adversarios, quienes lo han acusado de entrometerse en ese proceso.
Lo anterior tras las declaraciones de Claudia Ruiz Massieu, presidenta del tricolor, de que el Ejecutivo Federal estaba metiendo la mano en el proceso priísta.
“Es mucha la imaginación de mis adversarios, pero no me meto en eso. No está en mis prioridades”, dijo.
Reiteró que como presidente no tiene por qué entrometerse en la vida interna de los partidos políticos.
“Qué gano con eso, nada más me desacredita, me vuelvo indigno, me contradigo”, afirmó.