El consumo de drogas, como metanfetaminas (“crystal”), entre padre y madre es cada vez más común y el principal motivo de denuncia ante la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de Cajeme, señaló su titular.Por: Fabiola Navarro

Hernán Terminel Apodaca lamentó que la drogadicción esté cobrando fuerza entre las familias, y tanto los padres, como las madres consumen mariguana o “crystal” frente a sus hijos y es cuando vecinos o los propios familiares denuncian ante la Procuraduría, dijo.

“Del 100 por ciento de las denuncias, se podría decir que el 97 por ciento es por este motivo; la mariguana ya no es tanto, es más el ‘crystal’. Aquí se procede a hacer una investigación y se turnan casos al Ministerio Público”, expuso.

Dijo que en ocasiones el personal de la Procuraduría se ve en riesgo por el hecho de ir a estos domicilios, en donde no sólo consumen, sino también venden estupefacientes, por lo que se requiere el apoyo de otras instancias.

La dependencia sólo procede con denuncia, y cuando se interviene, se trata de proteger la integridad de los menores, buscando primero estén dentro del seno familiar, con sus abuelos o sus tíos y, en algunos casos, son llevados al albergue del DIF, donde actualmente atienden a 44 menores.