Con el fin de mostrar el trabajo que se lleva a cabo diariamente en la evaluación de per­sonal y elementos policíacos de diferentes corporaciones del Estado a través del Centro de Evaluación y Control de Con­fianza (C3), Juan Pablo Acosta Suárez, director general del C3, se reunió con medios de co­municación.

Al dar la bienvenida a los integrantes de los medios de comunicación, les explicó que el Centro de Evaluación y Control de Confianza, es un organismo público que depende de la Secretaría de Seguridad Pública y la fun­ción principal es evaluar a todo personal del Estado de Sonora, que atiende el área de seguridad pública ya sea municipal o estatal.

En las evaluaciones que se programan en dos días, se le realizan exámenes socio econó­micos, psicológicos, toxicológi­cos y poligráfico, precisó.

Acosta Suárez dijo que den­tro de la evaluación socioeconó­mica lleva por objetivo verificar la congruencia de la documen­tación que presenta el evaluado y el entorno del mismo, con la finalidad de garantizar la ob­tención de resultados veraces, eficientes y confiables, como son los ingresos y egresos de la personas.

Dentro de la evaluación mé­dica toxicológica es verificar a través de una historia clínica completa, así como los estudios de laboratorio, que el estado de salud y la integridad física, permitan el cumplimiento de las funciones, señaló.

El siguiente paso, especifi­có, es la evaluación psicológica con el objetivo de identificar ca­racterísticas de personalidad, capacidades cognitivas y habi­lidades laborales, de acuerdo con las funciones del puesto, a través de una batería de prue­bas específicas y una entrevis­ta individual.

Dijo que además se realiza la prueba del polígrafo, cuyo propósito es fortalecer los nive­les de confiabilidad y seguridad que demanda la institución, mediante la identificación de personal confiable, cuyas con­ductas, principios y valores sean acorde a los instituciona­les.

El director del C3 recalcó que es importante visualizar que el procedimiento de eva­luación poligráfica se basa bajo los lineamientos del Centro Na­cional de Certificación y Acre­ditación.

Recordó que los municipios tienen hasta el mes de sep­tiembre para que todos los ele­mentos policiales cuenten con su Certificado Único Policial (CUP), razón por la que se les dio prioridad a todos los ayun­tamientos a evaluar a personal de nuevo ingreso.