Autoridades de Newark, mediante una inspección de rutina a bordo del M.S.C Carlotta, (barco carguero), aseguraron mil 400 kilogramos de cocaína, supuestamente eran contenedores de frutos secos.

Este es el envío de drogas más grande interceptado en el puerto de Newark en un cuarto de siglo, con un valor total estimado de 77 millones de dólares, (Mil 493 millones de pesos aproximadamente), de acuerdo con las autoridades.

El hallazgo de la droga dejó particularmente en claro que los puertos de ingreso legales a Estados Unidos siguen siendo el principal punto de cruce de narcóticos ilegales, pese a que el presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó que las drogas están pasando por secciones no resguardadas de la frontera sureste, por lo que pretende construir un muro.

La operación fue realizada en conjunto por oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), la DEA y el Departamento de Policía de Nueva York.

El puerto en Newark es de los más grandes de Estados Unidos y un núcleo de los intentos por pasar drogas ilícitas desde China y México.

La cocaína ha retrocedido en los últimos años ante el avance de opioides como la heroína y el fentanilo, dijeron los funcionarios.

La heroína usualmente es mezclada con el fentanilo para añadirle potencia, una tendencia que ha resultado en el aumento de muertes por sobredosis.