El Departamento de Defensa está revisando varias bases militares a fin de encontrar una con capacidad para albergar a hasta 5 mil migrantes menores de edad, parte de los preparativos del gobierno para enfrentar un aumento en el número de personas que cruzan ilegalmente de México a Estados Unidos en los próximos meses. 

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés) solicitó el espacio la semana pasada después de que funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional advirtieran que decenas de miles de familias cruzan la frontera cada mes.

Esa marea de migrantes se intensificará durante la primavera, cuando el clima es mejor, manifestó la secretaría de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.