Elementos de seguridad encontraron el cuerpo de un bebé enterrado en el patio de una casa, donde presuntamente sus padres lo habían hecho.

Los hechos se registraron en la colonia Hacienda del Sol en el municipio de García, ubicado en el estado de Nuevo León.

Se dijo que el abuelo materno del niño fue a la casa para visitarlo, pues señaló que tenía tiempo sin verlo, sin embargo, al arribar al domicilio su hija no supo decirle sobre su paradero, además de que encontró en el patio de su casa unos bloques y un entierro sobre el que colocaron cal, lo cual levantó sospechas y orilló a su papá a reportar el hecho a las autoridades.

Posteriormente se procedió a realizar un cateo y fue localizado el bebé enterrado.

El cuerpo del menor fue trasladado a las instalaciones del Hospital Universitario para poderle realizar la autopsia de Ley.

Por su parte, los padres, Ruth, de 27 años y Cristian, de 36 cayeron en contradicciones y quedaron a disposición de las autoridades para iniciar las investigaciones correspondientes y esclarecer el crimen del infante.