El gobernador de California, Gavin Newsom, anunció hoy que ordenará reducir el número de soldados de la Guardia Nacional asignados a la protección de la frontera con México, porque no quiere que formen parte de un “teatro político”.

Newsom se refirió así en un mensaje de Twitter a la posibilidad de que el presidente Donald Trump declare una crisis humanitaria “fabricada” en la frontera con México para obtener fondos para el muro que quiere construir entre ambos países.

El gobernador asignó nuevas funciones a la mayoría de los guardias nacionales californianos desplazados en la frontera.

Según Nathan Click, portavoz de Newsom, de los 360 miembros destinados actualmente a proteger la frontera de California con México, 110 pasarán a dedicarse a la prevención de incendios y 100 al control del narcotráfico en puertos de entrada y al interior del estado.