El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que el aeropuerto de Santa Lucía estará administrado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), con la normatividad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), para que la renta y los beneficios fortalezcan las finanzas de las Fuerzas Armadas.

Al presidir este domingo la ceremonia conmemorativa por el 104 Aniversario de la creación de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), en las instalaciones de la Base Aérea Militar No. 1 “General Alfredo Lezama Álvarez“, dijo que con la construcción del nuevo aeropuerto aquí se tendrá un ahorro de 100 mil millones de pesos.

Aseguró que se respetarán las instalaciones militares que existen actualmente, entre ellas las unidades habitacionales aledañas, y el aeropuerto se llamará “General Felipe Ángeles”, pues este año se cumple el centenario de su fusilamiento y para recordarlo se le pondrán así.

Ante mandos militares e integrantes de su gabinete, el presidente López Obrador destacó la lealtad, los valores y principios del Ejército Mexicano con las autoridades civiles, pues nunca se ha dado un golpe de Estado ni se ha rebelado.

En el acto, donde también se reconoció a algunos de los integrantes del Escuadrón 201 que participó en la Segunda Guerra Mundial que siguen vivos y asistieron al desayuno, detalló que se tiene el compromiso de tener en operación este aeropuerto a más tardar en tres años.

Resaltó asimismo el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Fuerza Aérea Mexicana, para resolver la construcción, en esta base militar, del nuevo aeropuerto civil para la Ciudad de México.

Al término del desayuno que compartió con integrantes de su gabinete e invitados, López Obrador realizó un recorrido por las instalaciones, acompañado por los gobernadores, Alfredo del Mazo, del Estado de México, y Omar Fayad, de Hidalgo.

Entrevistado en la plataforma de maniobras, dijo que contando con dos pistas nuevas, más la pista militar en estas instalaciones, y con las dos del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México, se resolverá el problema de la saturación áerea.

Expuso que también ya se tiene coordinación con el gobernador Del Mazo Maza para tener “como reserva potencial” el aeropuerto de Toluca, que tiene capacidad para atender hasta ocho millones de pasajeros.