A la edad de la ilusión llegó Ana Paulina Casas Arellano el día que cumplió sus 15 años y por ello recibió un gran festejo en su honor.

Tal y como lo soñaron sus padres, Ramiro Casas y Gabriela Arellano de Casas, se encargaron de organizar un bonito evento, al ver a su hija converti­da en toda una hermosa jovencita.

Se presentó a dar gracias al Templo de Santa Teresita del Niño Jesús, ceremonia que fue presenciada por sus seres queridos.

Al iniciar la recepción, bailó por pri­mera vez el vals del brazo de su papá y de su chambelán.

Familiares y la gran cantidad de amigos con los que cuenta compartie­ron con Cecilia Berenice una velada especial e inolvidable.