De junio a octubre, se realizarán trabajos de ampliación en el Museo de Arte Moderno; al finalizar, el recinto contará con 3 mil 600 m2 adicionales de exposición

El Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York cerrará sus puertas durante cuatro meses, de mediados de junio a finales de octubre, mientras completa la última fase de trabajos de amplia­ción, según un comunicado.

En la reapertura, el 21 de octubre, el museo contará con 3 mil 600 metros cuadrados de exposición adicionales, un tercio más de lo que tiene ac­tualmente (12 mil 500 metros cuadrados).

El proyecto, con un costo de 400 millones de dólares en to­tal, tiene la intención no solo de añadir galerías al museo, sino también de favorecer el diálogo entre las diferentes formas de arte visual, además de la pintura, también la ar­quitectura, escultura, fotogra­fía y diseño.

El MoMA dispondrá igualmente en su interior de un nuevo lugar llamado The Studio, que albergará espectá­culos en vivo y proyecciones.

Otro objetivo es reconectar a la institución con la ciu­dad mediante la creación de galerías situadas en la planta baja accesibles y gratuitas, a diferencia de otros espacios.

El cierre temporal del museo iniciará el 15 de junio, fecha en la que finalizarán todas las exposiciones tem­porales de primavera, espe­cialmente Birth of the World dedicada al artista español Joan Miró.

En su reapertura, el museo propondrá varias exposiciones nuevas basadas en su colec­ción de obras.

Esta renovación es una muestra de la robusta salud del MoMA, respaldado en los últimos años por una serie de fondos colosales, especial­mente la donación en 2016 de 100 millones de dólares del productor estadounidense David Geffem.