NOTIMEX.-

Un juez de Ontario condenó a cadena perpetua a Bruce McAr­thur, un jardinero de Toronto que se declaró culpable de asesinar a ocho homosexuales y esconder sus restos en macetas.

McArthur, quien ha sido descrito por sus vecinos como un tipo “especialmente amable” admitió el 29 de enero pasado su culpabilidad en el asesinato de ocho hombres, a quienes es­tranguló, descuartizó y ocultó sus restos en las macetas de una de las casas donde laboró como jardinero.

Al dictar su sentencia la vís­pera, el juez señaló que McAr­thur, de 67 años, era un depre­dador sexual y “un asesino que atrajo a sus víctimas y terminó matándolas por su propia y en­ferma satisfacción”.

Aunque la condena es de cade­na perpetua, el juez dejó abierta la posibilidad de que el acusado soli­cite libertad condicional dentro de 25 años, pese a que los familiares de las víctimas solicitaron dos sentencias distintas para que no pudiera abandonar la cárcel.

Al momento de su deten­ción, el 18 de enero de 2018, en relación a dos asesinatos, McArthur mantenía a un hom­bre atado a su cama, indicó el diario Toronto Sun.

Durante el interrogatorio, ad­mitió el asesinato de otros hom­bres, a los que conoció en el barrio gay de Toronto. La policía locali­zó los restos de ocho personas en las macetas y el jardín trasero de una casa en la que McArthur trabajó como jardinero.

También encontraron en la computadora del acusado foto­grafías de las víctimas y objetos personales de éstas en su apar­tamento.

La comunidad LGTBI ha de­mandado a las autoridades una investigación a fondo, debido a que se había alertado a la policía sobre la desaparición de varios homosexuales, sin embargo, los agentes ignoraron o minimiza­ron sus denuncias.