Mientras escribo esto, un helicóptero sobrevue­la por mi barrio, tal pareciera como si alguien hu­biera dicho después del miércoles tan violento que se vivió en Cajeme: “salgan a buscar delincuentes para que la gente sepa que no están solos; que hay autoridades y que están seguros”, pero a mí me suena más a querer tapar el pozo después de que el niño se ahogó.

La violencia/delincuencia tiene años asentada en esta tierra que a veces pareciera que hasta Dios la ha olvidado.

Son años que tenemos viviendo entre balas, secuestros, extorsiones y lo que gustes agregar y en lo cual, creo, todos tenemos algo de culpa, pero más los gobernantes que en su momento les ama­rraron las manos con la cuerda del plata o plomo, o que, simplemente, por ambición, se dejaron sobornar, provocando que el mostro de las mil cabezas del crimen organizado creciera grande y fuerte, sin que ahora puedan hacer nada para desactivarlo.

No hay estado, municipio, ciudad, comisaría, pueblo, urbanización, barrio en dónde no tenga sus aliados.

Donde está la gente, está el delincuente. Las autoridades han sido rebasadas y no hay nadie que sepa, quiera o pueda acabarlo, y es que todos, o casi todos, tenemos algo de culpa en esta situa­ción: el que vende, el que consume, el que cierra los ojos, el que compra robado, el que no quiere trabajar honestamente, el padre y la madre que no educa a sus hijos, los medios de comunicación que lucran corrompiendo a los jóvenes, los maes­tros barcos, los hijos de papi, los prepotentes, los hijos de p…, los hedonistas, los ignorantes, los mercachifles del vacío total, los músicos bucho­nes, los discípulos del mal, los que riegan hijos, los que viven de las armas, los corruptos, los que quieren tapar el sol con un dedo…todos; todos te­nemos algo de culpa de la situación que estamos viviendo en el país, por lo tanto, es responsabi­lidad de todos cambiar, a menos que esperemos que venga Superman a salvarnos.

“Ooh Superman dónde estás cuando todo se está poniendo mal de alguna manera” Génesis Jesushuerta3000@hotmail.com