Por: Fabiola Navarro

Tal como quisieron ha­cerlo en el Pueblo de la Loma de Bácum, sin tener injerencia según las leyes yaquis, en el que cada pueblo tiene sus autoridades tradicionales, los hermanos Cota Tórto­la, buscan ejercer el control en Rahum, denunció María Luisa Álvarez García, ha­bitantes de esta comunidad indígena.

Narró que con lujo de vio­lencia, Cesáreo Cota Tórtola y sus hermanos, ingresaron al pueblo presuntamente ar­mados, para luego introdu­cirse a la casa del hermano de la afectada, Domingo Va­lencia Álvarez, quien ostenta el cargo de alawasin, Rango que según las autoridades tradicionales es a quien se le otorga el chicote para hacer respetar las leyes y el bienestar del pueblo.

“Lo que me preocupa es que, en contra de su volun­tad, se llevaron a mi tía, una señora discapacitada que fue obligada a ir a la Guar­dia Tradicional al pueblo de Vícam, para hacer que se en­tregue mi hermano.

Aquí en Rahum, estos hermanos no tienen voz ni voto y quieren imponer su voluntad, por lo que tenemos un enfrentamiento como el ocurrido el 21 de octubre de 2016, en la Loma de Gua­múchil cuando ingresaron para enfrentarse a quienes se oponían al gasoducto”, mencionó.

María Luisa Álvarez García dijo temer por su integridad y por la de su familia, ya que es por todos conocido dentro de la etnia, que se estilan “levantones y secuestros” a los oponentes de quienes quieren ejercer el control en los ocho pueblos