REFORMA.-

Ante la cancelación de la Encuesta Nacional de Uso de las Tecnolo­gías de la Información en los Hogares (Endutih) del Inegi, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) deberá encargarse de apuntalar las encuestas y estadísticas que miden las telecomunicaciones y radiodifusión en México, advirtieron analistas.

Los recortes presupues­tales del Gobierno Federal al INEGI empujaron a que dicha institución cancelara o suspendiera varias en­cuestas entre ellas la refe­rente al uso de tecnologías.

Jorge Fernando Negre­te, miembro del Consejo Consultivo del órgano re­gulador, advirtió que sin métricas sobre el sector se puede caer en el riesgo de especular, lo que inclu­so sería un retroceso.

“La única forma de medir el avance de la po­lítica regulatoria y de la política pública son los indicadores. Toda política no medida pasa al terre­no de la especulación y se sustituye al discurso téc­nico por uno persuasivo, emocional y sin datos”, advirtió el especialista.

Negrete añadió que el IFT deberá hacer un enorme esfuerzo por con­tinuar con la capacidad de medición del sector, sin embargo, advirtió que podría también afectarle el recorte presupuestal.

“El IFT debe hacer un enorme esfuerzo por no perder su capacidad de medición. No tiene recur­sos, pero deberá priorizar inversión para no perder el rumbo que obsequian los datos, las encuestas y las estadísticas”, afirmó.

Jesús Romo, analista de Telconomia dijo que el riesgo no es que se pier­dan fuentes o recursos que midan las mismas variables, sino que se re­duzca su diversidad.