El médico legista de la Fis­calía General de Justicia del Estado dictaminó que la per­sona que pereció al interior de un camión urbano, murió a causa de un infarto agudo al miocardio.

Vicente Mazón Alvarado, de 64 años padecía hipertensión, desde hace aproximadamente cuatro meses y era fumador activo, según refieren familia­res.

Esto se corroboró con autop­sia de ley que realizó personal de Servicios Periciales.

Dentro del examen médi­co se establece que el cuerpo no presenta signos de violen­cia ni indicios de algún golpe que pudiera haber causado la muerte.