Incinera PGR cinco toneladas de narcóticos

Incinera PGR cinco toneladas de narcóticos

Las acciones en Sonora, Chihuahua y Ciudad de México

La Procuraduría General de la República (PGR) llevó a cabo la incineración de cerca de cinco toneladas de narcóticos, relacionados con diferentes carpetas de investigación y averiguaciones previas, en los estados de Sonora y Chihuahua, así como en la Ciudad de México.

Por un lado, la Delegación de PGR en Sonora, en coordinación con personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Policía Estatal, destruyó poco más de tres mil kilos de narcóticos en Hermosillo, relacionados con 42 carpetas de investigación, por la probable comisión de delitos contra la salud, en sus distintas modalidades.

La incineración se llevó a cabo en la estación Radio Monitora de Hermosillo, donde fueron incinerados dos mil 405 kilos 861 gramos de mariguana; 481 kilos 348 gramos de metanfetamina; 19 kilos 890 gramos de heroína; y seis kilos 053 gramos de cocaína.

También fueron destruidos, 35 litros 523 mililitros de metanfetamina líquida; 119 litros 016 mililitros de anhídrido acético; un kilo 007 gramos 500 miligramos de opio; dos kilos 042 gramos 400 miligramos de semilla de mariguana; 902 gramos 100 miligramos de dihidrocodeina; 830 gramos 500 miligramos de fentanil; 2,310 pastillas de fentanil; 21 plantas de amapola; y tres plantas de mariguana.

Por otra parte, la Delegación de PGR en Chihuahua incineró más de una tonelada de enervantes en las instalaciones del Noveno Regimiento de Caballería Motorizada, en Ciudad Juárez, relacionados a aseguramientos ocurridos en Ciudad Juárez y Nuevo Casas Grandes.

Los estupefacientes, psicotrópicos y los diversos objetos del delito, relacionados con 171 expedientes integrados por la probable comisión de delitos contra la salud en la Delegación de la PGR en la CDMX, se incineraron en las instalaciones de la 37ª Zona Militar de Santa Lucia, ubicada en San Juan Teotihuacán, Estado de México.

La Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), a través de sus delegaciones en Sonora, Chihuahua y la Ciudad de México, realizó la destrucción de los enervantes, bajo la supervisión del personal del Órgano Interno de Control que comprobó la cantidad y el peso de la droga, además de que acreditó la legalidad de la incineración.

La droga fue asegurada en diversos operativos realizados en las entidades referidas, por la PGR, la Sedena, la Policía Federal, la Semar, Armada de México, la SSPCDMX, así como policías estatales y municipales.

Dejar un Comentario