Iba a casarse, pero es sepultado

Iba a casarse, pero es sepultado

Camarógrafo asesinado en Quintana Roo tenía cita en el Registro Civil

 

 

 

EL UNIVERSAL.-
Este viernes se ofició una misa de cuerpo presente en honor de Javier Rodríguez Valladares, el camarógrafo de Canal 10, asesinado el miércoles pasado y quien justo tenía una cita el viernes en el Registro Civil para contraer matrimonio.

 

 

Sus padres, familiares, amigos, compañeros de trabajo, colegas del gremio periodístico y activistas en pro de los derechos humanos acudieron a la Catedral de Cancún, ubicada en el llamado Ombligo Verde, en donde se celebró la misa, para después enterrar sus restos.

 

 

“No hemos perdido a un hermano; hemos ganado a un intercesor en el paraíso, por cada uno de nosotros, y así como Jesucristo fue a prepararnos un lugar en el cielo, también Javier estará esperando con los brazos abiertos a que cada uno de nosotros lleguemos para recibirnos con la alegría de los justos, de los santos, de los que están ya gozando con la eternidad de Dios”, expresó el sacerdote.

 

 

Pasado el mediodía, en Chetumal, comunicadores de los municipios de Othón P. Blanco, Bacalar y Felipe Carrillo Puerto se manifestaron pacíficamente afuera de las instalaciones de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (Cedhqroo), en protesta por los homicidios de Javier, de José Guadalupe Chan y Rubén Pat, registrados en Cancún, Felipe Carrillo Puerto y Playa del Carmen, estos dos últimos en junio y julio pasado.

 

 

Durante el acto, también condenaron la postura de la Fiscalía de Quintana Roo (FGE), a cargo de Miguel Ángel Pech Cen, con relación al asesinato de Rodríguez Valladares, que fue descartado de origen como un ataque a la libertad de expresión, con el argumento de que el joven no portaba su uniforme ni estaba en horas de trabajo cuando le dispararon a él y a la otra víctima.

Dejar un Comentario